Compartir
Publicidad

Salón del Vehículo y Combustible alternativo de Valladolid: Mucho GLP pero pocas alternativas

Salón del Vehículo y Combustible alternativo de Valladolid: Mucho GLP pero pocas alternativas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sábado concluía la quinta edición del Salón del Vehículo y Combustible Alternativos de Valladolid. Cinco años ya en los que hemos pasado de ver un salón repleto de maquetas y prototipos a ver productos terminados y plenamente aptos para el consumo.

Al igual que la movilidad alternativa ha ido madurando durante estos cinco años también lo ha ido haciendo el salón que de alguna forma ya se puede considerar un evento consolidado. No obstante no todo son buenas noticias en lo referente a este certamen y es que la edición de este año se ha caracterizado por ser más floja que las de años anteriores.

Un salón plagado de ausencias

La situación económica actual le ha jugado una mala pasada al certamen que ha visto como la mayoría de pequeños expositores, que otros años plagaban la superficie de exposición, este año no han acudido. Pero no acaba ahí la cosa, también ha habido ausencias destacadas de grandes marcas del sector de la automoción que en ediciones pasadas sí asistieron a la cita.

De las grandes, no asistieron Peugeot-Citröen, Piaggio, Mercedes y Chevrolet entre otras, todas las cuales habían tenido presencia en algunas de las pasadas ediciones. Quizá la falta de presupuesto o el hecho de que este certamen está más orientado a profesionales y personas relacionadas con el mundillo más que al público general, haya disuadido a estas compañías.

En ediciones pasadas también era frecuente toparse con stands de empresas "pequeñas" que vendían cuadriciclos ligeros, carritos de golf, motocicletas eléctricas, alguna compañía local con soluciones eléctricas como Blape o Jofemar. Pero todo eso ha desaparecido este año.

Nissan NV200

Entonces ¿Qué es lo que había?

Pues siendo francos en el salón estaban las ya clásicas Nissan y Renault, con los stands más imponentes de toda la feria. En el espacio de Renault podíamos ver un Twizy y un elegante Zoe. Si nos acercábamos al de Nissan, que siempre ha tenido los mejores stands en todas las ediciones, podíamos ver un Leaf 2013 y un prototipo de la Nissan e-NV200 además de diferentes soluciones de recarga como un cargador mural o un poste CHAdeMO perteneciente a Ibil.

A parte de la alianza franco-nipona estaba la italiana Fiat haciendo promoción de sus vehículos de GLP. En el stand de Fiat podíamos ver un bonito Lancia Ypsilon y un modesto Fiat Punto. Lo más destacable de estos coches es lo bien que tienen integrados los sistemas de GLP respecto a las típicas trasformaciones en retrofit.

También han acudido tres empresas relacionadas con la fabricación y distribución de bicicletas eléctricas entre las cuales se encontraban BME o Yamimoto, esta última diseña y fabrica sus productos integramente en España. Un mundo interesante y con numerosas ventajas el de las bicicletas eléctricas, pero que sigue teniendo un problema principal: el precio.

bicicleta eléctrica Yamimoto

Y en lineas generales el resto del salón se podría resumir como GLP, GLP y más GLP. Estaban petroleras como Repsol y Cepsa, esta última con una simpática pista de scalextric en su stand. Un consejo: si Javier Costas os reta alguna vez a una carrera de scalextric decid que no ¡Es una trampa!.

Y el resto eran empresas que se dedican a la conversión de vehículos de gasolina para que puedan funcionar con autogas. Y es que en lineas generales el salón se puede resumir como eso: mucho GLP pero muy poco del resto. Biocombustibles o hidrógeno que en otras ediciones estaban aquí o allá, este año han estado completamente desaparecidos, lo mismo ha ocurrido con el GNC.

Preocupante es también el hecho de que el coche eléctrico, tecnología sobre la cual habían tratado principalmente las anteriores ediciones, en esta haya perdido fuerza quedándose sólo con Renault-Nissan como principales baluartes. Y esto no es más que la representación de la situación que atraviesa actualmente el coche eléctrico en España, un periodo de aletargamiento del que esperemos salir en los próximos meses, o años.

Lancia Ypsilon GLP

Donde también se han notado todas las ausencias del salón ha sido en la zona de pruebas en la que apenas había un puñado de vehículos para probar. En resumidas cuentas un par de Nissan Leafs y una serie de vehículos convertidos a GLP sin mucho encanto, ni mucha novedad. Atrás quedan esas ediciones donde podías probar el Chevrolet Volt, los Citröen C-Zero y DS5 Hybrid4, o la gama eléctrica de Renault.

En resumidas cuentas un salón humilde y sencillo acorde a la situación que vivimos actualmente. En mis pensamientos solo queda la idea de que esta situación remonte y que el año que viene, cuando volvamos a acudir, el certamen vuelva a ofrecer su mejor cara de nuevo.

En Motorpasión futuro | Salón del vehículo y combustible alternativos de Valladolid: Así lo hemos vivido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos