Compartir
Publicidad
Publicidad

Recargar tu eléctrico sin cables, la lucha por adelantar el futuro

Recargar tu eléctrico sin cables, la lucha por adelantar el futuro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Diversas compañías, bien del mundo del motor, de la industria energética o tecnológica están viendo en el horizonte un posible filón de negocio, sobre todo por lo que significaría implantar el invento que se traen entre manos en las diferentes ciudades del mundo. ¿La idea? Recargar el coche eléctrico sin cables.

El objetivo sería ver si es posible que los coches eléctricos pudieran cargarse de alguna manera externa y suprimir así los cables de recarga. Es decir, que la electricidad se transporte desde puntos externos hasta las baterías de ion-litio del vehículo mediante un sistema de carga inductivo.

Se conseguiría con estaciones de recarga de fácil instalación, que ocuparan poco espacio y que se conecten a la red eléctrica mediante los cables bajo el suelo de la calle. Funcionarían con bobinas y campos magnéticos, podrían estar en diversos puntos de la ciudad y recargar las baterías en zonas de estacionamiento o pequeñas paradas como en semáforos.

Para que esto fuera posible la otra parte estaría instalada en el propio coche, con una bobina secundaria a modo cargador y que sería inducida mediante el campo magnético creado con la estación. De esta forma, estando el coche a 5-15 cm de distancia, estarían cargándose sus baterías. La eficiencia pretendida es del 90%.

A continuación os citamos las compañías que están ya dedicando su tiempo a esta causa.

Siemens-BMW

puntocarga.jpg

Hace algunos meses que Siemens y BMW decidieron entrar en el negocio y competición de la creación de estos puntos de carga. También han decidido ir más lejos de lo que sería lo convencional y están desarrollando un sistema de carga inalámbrico en su proyecto llamado “Carga sin contacto de baterías de vehículos eléctricos”.

Para estudiar la viabilidad de este proyecto, ambos fabricantes lo han dividido en dos fases: la primera se llevará a cabo el próximo mes de Mayo. Entonces se probará un prototipo de cargador sin contacto, alimentado por ondas, de 3,6 KW que se va a instalar en un coche eléctrico.

La segunda fase se realizará en el mes de Junio en la ciudad de Berlín, donde se hará la prueba con condiciones reales de tráfico. Entonces se determinará si es confiable este sistema de recarga y si serían necesarias modificaciones, a fin de implantar este sistema inductivo en los coches ya de fábrica.

Evatran-Plugless Power

pluglesspower.jpg

La compañía Evatran llevaba ya tiempo estudiando la posibilidad de carga inalámbrica. Y está algo más avanzada en el tema. En enero ya tenía diseñada su estación de carga. La torre de control Plugless Power detectaba el coche (con un cargador previamente instalado), que se situaba encima de dicha una estación alargada, y automáticamente transmitía la corriente eléctrica.

Al poco tiempo la compañía presentó en una feria comercial en Londres una versión más reducida de su invento donde puede apreciarse que ha pasado a ser una especie de almohadilla o pequeña base puesta sobre el suelo y que efectivamente ocupa un espacio reducido. La eficiencia del 80 % y distancia necesaria es de 5-10 cm.

Ahora, hace varias semanas, la plataforma Plugless Power, con sede en Virginia, ha estrenado su primera estación de carga inalámbrica en la sede central de Google en Mountain View de Silicon Valley. Google ha puesto varios coches de su flota eléctrica a disposición para probarlo y moverse en cortos trayectos alrededor de sus edificios.

De momento no hay información por parte de Evatran-Plugless sobre el precio o en cuánto tiempo se extenderá esta tecnología, pero sí que durante este año esperan más instalaciones como ésta.

Fulton Innovation

fultoninnovation.jpg

La empresa estadounidense Fulton Innovation es un equipo dedicado de científicos, ingenieros y otros profesionales que buscan la creación de soluciones para el estilo de vida y productos innovadores, que agregan valor social y económico al mundo. Uno de sus campos de desarrollo es la energía inalámbrica y su aplicación en diferentes industrias.

En la última Feria Internacional de Consumo Electrónico (CES) presentó su primer cargador inalámbrico para coches y lo hizo con un Tesla Roadster como “conejillo de indias”. La tecnología usada para esta estación de carga es eCoupled, tecnología patentada de Fulton Innovation.

Según pudo verse, esta base de pruebas presentada está prácticamente incrustada al suelo sin que apenas sobresalga. El proceso de carga podía seguirse desde el cuadro del vehículo o desde una aplicación para el iPhone. La tecnología eCoupled va a tener diferentes aplicaciones en la sociedad. Veremos cómo sigue evolucionando en su apartado automovilístico.

Nissan

solartreenissan.jpg

Desde verano de 2009 visionarios de Nissan continúan también imaginando un futuro sin cables. Ya comentaron que su Zero Emission Vehicule (Nissan ZEV) traería el sistema instalado y que dependería de la evolución de este sistema y viabilidad vista en que en el futuro sus coches lo traigan ya de fábrica. El Nissan ZEV nos llega en 2012. No suena mal los 25 minutos de espera para alcanzar el 80 % del total de la batería según comentaron.

Mi asombro viene de lo exhibido en la última Ceatec Japan 2010. Mostró un modelo de una futurista estación de carga solar inalámbrica (Nissan Solar Tree o Árbol Solar Nissan) para vehículos eléctricos. Con forma de árbol, tiene una altura de 12 metros, así como tres paneles solares translúcidos que siguen al sol como lo haría una planta.

Su eficiencia de conversión prevista es del 30% y los tres paneles solares juntos pueden generar una potencia de 20 kilovatios. La base del árbol haría de plataforma eléctrica para recargar baterías a una distancia corta. De momento un simple concepto pero que nos hace imaginar una especie de entorno cercano a una película de ciencia ficción.

Delphi Automotive y WiTricity

Estas empresas también llevan tiempo estudiando su solución inductiva de carga inalámbrica para los futuros coches eléctricos. Según Eric Giler, Jefe de WiTricity, “cargar un coche eléctrico debería ser tan fácil como estacionar en tu garaje o en un estacionamiento”.

delphiautomotive.png

Hoy día, ya tenemos a mano dispositivos que ya están usando sistemas similares para cargar cepillos de dientes eléctricos, teléfonos móviles, transformadores, agendas electrónicas e incluso corazones artificiales. También es cierto que el concepto de inducción existe de mucho tiempo atrás. ¿Un avance? sin duda lo parece. Ahora bien, imaginándome un futuro donde la tecnología inalámbrica esté tan adentrada en nuestras vidas hasta tal punto “flotando” a nuestro alrededor, hace que también me vengan a la cabeza un sinfín de interrogantes.

Vía | Datapple, Google instala una estación de carga inalámbrica
Imágenes | Kevin Krejci, felixkramer
Más información | Plugless Power, eCoupled, Fulton Innovation
En Motorpasión Futuro | Siemens y BMW desarrollan un sistema de carga inalámbrico para coches eléctricos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos