Compartir
Publicidad

Noruega decide si prohibir la venta de coches gasolina y diésel para 2025

Noruega decide si prohibir la venta de coches gasolina y diésel para 2025
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay un país decidido a alcanzar esa aún utópica meta de la movilidad cero emisiones, ese es Noruega. Según informaciones publicadas en el periódico noruego Dagens Næringsliv, las principales fuerzas políticas del país habrían alcanzado un acuerdo que contempla la prohibición de venta en 2025 de vehículos propulsados por combustibles fósiles, gasolina y diésel.

Mientras representantes de los partidos Demócrata y Liberal han corroborado las informaciones publicadas por el citado periódico, portavoces de otros dos partidos de la derecha han afirmado a otros medios que aún no se ha llegado a un acuerdo sobre esta materia. Sólo India y Países Bajos se plantean medidas similares, aunque sus parlamentos no acaban de ponerse de acuerdo. Si Noruega llegara a aprobar un acuerdo así, sería el primer país en prohibir los coches de combustión.

Tras la información de Dagens Næringsliv el gobierno de coalición ha clarificado el asunto: "El gobierno y sus aliados están de acuerdo en dar un paso más hacia una sociedad de bajas emisiones, pero no se ha hablado de prohibir los vehículos diésel y gasolina en 2025, como podría parecer tras lo publicado en Dagens Næringsliv". "Los partidos solo han acordado poner objetivos numéricos sobre cuántos coches de cero o bajas emisiones debería haber en Noruega en 2025 para cumplir con los objetivos sobre cambio climático. Todavía no hemos llegado a un acuerdo sobre cómo hacerlo", concluye el comunicado.

En cualquier caso, Noruega lleva buen ritmo hacia esa supuesta meta de prohibir los vehículos con motor de combustión, teniendo en cuenta que su parque móvil ya cuenta con un 17% de vehículos eléctricos. De hecho, mientras en España compramos 2.342 eléctricos en 2015, en Noruega se vendieron durante el pasado año un total de 25.779 turismos 100% eléctricos nuevos y 7.964 turismos híbridos enchufables, también nuevos.

Noruega decide prohibir la venta de coches gasolina y diésel para 2025

Y todo esto en un país que, paradójicamente, es un gran exportador de petróleo, que supone el 40% de su PIB, aunque los noruegos ya se han puesto las pilas al respecto. Saben que en las próximas décadas podría no existir una demanda de crudo como la actual, por lo que ya se están preparando para que su economía pueda sostenerse mediante otros pilares. Previsores son, desde luego.

¿Podría darse el caso en España?

En un país tan atrasado en materia de movilidad eléctrica como lo es el nuestro, una decisión política como la que podría estar tomando Noruega es completamente descabellada, aunque a la vista del panorama político actual y el ingente numero de visionarios gobernándonos, cualquier cosa puede pasar, aunque parezca una auténtica chaladura.

Y ahora en un tono un poco más serio... ¿por qué en España es imposible poner una fecha tan próxima para el fin de los automóviles de combustión? Pues, para empezar, porque de momento el coche eléctrico tiene un tirón muy contenido. Es cierto que en los últimos años se han incrementado exponencialmente las ventas de eléctricos e híbridos enchufable en España, pero en términos absolutos las cifras están aún a años luz de otros países más avanzados en este aspecto.

Noruega decide que en 2025 estará prohibida la venta de coches gasolina y diésel

Uno de los principales problemas es, por supuesto, la falta de infraestructuras. Mientras en Estonia, por poner un ejemplo, hay puntos de recarga para vehículos eléctricos cada 40 ó 60 kilómetros, en España hay pocas y muchas cuelgan el cartel de "fuera de servicio". Y esto, obviamente, es una importante traba para el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Y también está el problema del poder adquisitivo del usuario o, más bien, de la diferencia que existe entre los países que más eléctricos compran -que baratos no son, precisamente, incluso con ayudas e incentivos fiscales- y España, donde especialmente en la situación actual, los bolsillos del cliente medio no están a rebosar.

Así pues, de momento no parece sensato pensar que en España se podrían prohibir los vehículos gasolina y diésel como podría hacerlo Noruega puesto que, para llegar a ese punto, nuestro parque móvil debería estar nutrido de vehículos alternativos y, de momento, no lo está. Hasta que no tengamos un plan de Desarrollo de la Movilidad Eléctrica y unas infraestructuras a la altura, estaremos lejos de Noruega y sus tajantes decisiones.

En Xataka | Noruega acuerda prohibir la venta de vehículos de gasolina y diésel en 2025

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos