Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz GLC F-CELL, un SUV a hidrógeno y enchufable que llegará en 2017

Mercedes-Benz GLC F-CELL, un SUV a hidrógeno y enchufable que llegará en 2017
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mercedes-Benz nos ha sorprendido hoy con el proyecto de un modelo no tan convencional de pila de combustible. Llegará bajo el nombre de Mercedes-Benz GLC F-CELL, y su propulsor eléctrico combinará dos tipos de fuentes: una pila de combustible de hidrógeno y una batería de 9 kWh que lo convierte a la vez en un enchufable o plug-in.

Daimler tiene previsto estrenar el todocamino en 2017, es decir, el próximo año, en Alemania, Estados Unidos y en Japón, con lo que podríamos entender que esta vez no se trata de una estrategia a largo plazo como otros tantos prototipos a hidrógeno que hemos podido ver, sino que en cierto modo quieren hacer compañía a fabricantes como Toyota, Honda o Hyundai en el desarrollo de esta rama de la familia movilidad alternativa.

Mercedes Benz Glc F Cell 2

Lo más novedoso del Mercedes-Benz GLC F-CELL es, como decimos, esa doble vertiente entre el hidrógeno y la existencia de un pack de baterías alojadas sobre el eje trasero, y que se presentan en el modelo con espíritu de extensor de autonomía de, en este caso, la pila de combustible.

El fabricante publica que la autonomía total del GLC F-CELL alcanzar los 500 kilómetros en ciclo NEDC (de los que 50 kilómetros corresponderían a la batería de 9 kWh), combinando la capacidad de almacenamiento de todas las tecnologías que monta. Se trata de una cifra que se antoja algo limitada para un modelo que llegará cuatros años de que lo hiciera el Toyota Mirai con una marca de autonomía similar, por no contrastar con otros modelos eléctricos actuales o que están por llegar durante los próximos años.

Mercedes Benz Glc F Cell 3

En cualquier caso, bien es cierto que los dos tanques de hidrógeno del modelo almacenan un kilogramo menos (4 kg) por depósito que el Mirai, a una presión ya estandarizada de 70 Mpa. Otros de los avances de los que puede alardear es el de la reducción de un 30% del tamaño de la motorización.

En el lanzamiento de este modelo, Mercedes-Benz se aprovecha de lo conseguido con sus desarrollos anteriores relacionados con el coche a hidrógeno, como el Mercedes-Benz Clase B F-Cell y de los esfuerzos en conjunto con otro fabricante, Ford, cuya alianza ha posibilitado el desarrollo del sistema propulsor del GLC F-CELL en Vancouver (Canadá).

Gracias a Miguel Ángel García Ovejero por la pista.

En Motorpasión Futuro | Audi será la punta de lanza del grupo Volkswagen con la pila de combustible de hidrógeno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio