Compartir
Publicidad

Los espejos del Chevrolet Volt: una cuestión de ruido

Los espejos del Chevrolet Volt: una cuestión de ruido
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Estados Unidos algunos propietarios del Chevrolet Volt se quejan de un ruido molesto que hace el coche cuando se circula con las ventanillas delanteras bajadas. El problema es debido a la aerodinámica de los espejos retrovisores del modelo que crean unos flujos de aire que generan el ruido en cuestión.

Los diseñadores del Chevrolet Volt echaron horas y horas en el túnel de viento para conseguir unos espejos retrovisores que tuviesen la menor resistencia aerodinámica al paso del aire, pero se les olvidó que eso podría producir otros efectos parásitos no deseados como este que os comento ahora.

En Chevrolet han sabido ver el error y por eso han diseñado un kit que elimina el problema. Se trata de una nueva carcasa para el retrovisor que viene provista de unos pequeños deflectores de viento. Los propietarios que quieran podrán acercarse a un concesionario Chevrolet y pedir que les coloquen este invento.

El retrovisor modificado tiene peor aerodinámica frontal y es de suponer que aumentará el consumo del vehículo aunque lo haga de forma despreciable. Además, los propietarios que acaben de comprar el coche podrán solicitar que este venga con la modificación ya hecha sin coste alguno. Ahora sólo queda saber quién sacrificará alguna décima en rendimiento en favor de una mejor acústica.

Chevrolet Volt en California

Este es el clásico problema que en un vehículo convencional pasaría desapercibido ya que esta clase de ruidos "secundarios" se enmascaran con el ruido principal que genera el motor de combustión del coche en cuestión. El Chevrolet Volt, por tratarse de un vehículo eléctrico, resulta un coche mucho más silencioso y por ende cualquier ruido por débil que sea, será mucho más notorio para los ocupantes.

Esto me recuerda mucho al Nissan Leaf que también tenía un problema parecido pero que los ingenieros de Nissan arreglaron antes de poner a la venta el coche. Si os fijáis en el eléctrico japonés podéis ver como los faros delanteros sobresalen por encima de la línea de la carrocería.

Esto no es un capricho del diseño si no que precisamente se hizo que los faros sobresalieran del capó para desviar el flujo de aire que de otra forma chocaría con los espejos retrovisores generando un molesto ruido similar al del Chevrolet Volt.

Vía | Green Car Reports En Motorpasión Futuro | Científicos desarrollan un nuevo espejo retrovisor progresivo que elimina los ángulos muertos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos