Compartir
Publicidad

La visión de Volvo de los camiones del futuro

La visión de Volvo de los camiones del futuro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fabricante de camiones Volvo no es capaz de imaginarse los camiones ni los autobuses eléctricos cargados de baterías para poder hacer grandes trayectos cargados de mercancías. Primero por el gran espacio que ocuparían en los camiones que reducirían la capacidad de carga y segundo por el lastre que supondría arrastrar ese peso.

La opción de los cargadores rápidos la ve viable tan solo en los vehículos urbanos que paran con mucha frecuencia, pero no en los transportes de largo recorrido. A pesar de ello no cesa de investigar desarrollando cada vez motores diesel más eficientes y pensando en cómo poder utilizar la energía eléctrica a lo largo de la carretera.

Volvo carretera

Lo último que se le ha ocurrido a Volvo es instalar rieles a lo largo de la carretera y equipar los camiones con colectores especiales capaces de captar la energía de esos rieles. Esta tecnología es la que se está utilizando con éxito en varias ciudades del mundo desde el año 2003 para suministrar electricidad a los tranvías.

La gran diferencia es que los tranvías circulan por carriles y sin posibilidades de salirse de ellos. Para solucionar este inconveniente a Volvo se le ha ocurrido instalar en el camión un colector de corriente “inteligente” equipado con sensores y que se mueva de un lado a otro del camión buscando los rieles para estar siempre conectado, sin necesidad de que el camión tenga que estar constantemente perfectamente centrado sobre los rieles.

Para llevar a cabo sus investigaciones y poder realizar pruebas Volvo ha construido una pista de pruebas de 400 metros de larga en su centro de Hällered, a las afueras de Gotemburgo, y cuenta con la colaboración de la empresa de transporte ferroviario Alstom así como del apoyo de la Agencia Sueca de la Energía.

Uno de los problemas que tenía que solventar el proyecto era la seguridad de la línea eléctrica, pues las pruebas las han realizado suministrando corriente continua a 750 voltios. Para ello los dos rieles corren a lo largo de la carretera, uno de ellos es el polo positivo y el otro actúa de retorno. La corriente solo se entrega al colector montado en el camión si este detecta una señal apropiada.

Volvo Colector

Además, y como medida de seguridad adicional, la corriente solo fluye cuando el vehículo se desplaza a velocidad superior a 60 Km/h, quedando supeditado el movimiento del camión por debajo de esa velocidad al sistema de tracción alternativa que equipe, que bien puede ser diésel o eléctrico alimentado por baterías de autonomía reducida.

La idea de Volvo para aumentar más la seguridad es dividir la carretera en segmentos y que estos se vayan electrificando a medida que pase el vehículo, equipado con un emisor de radio, y emita una señal de radiofrecuencia cifrada que sea correctamente detectada por los rieles.

Vía | Gizmag En Motorpasión Futuro | Recarga inalámbrica en la carretera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio