Compartir
Publicidad
Publicidad

Irizar levanta una nueva fábrica para construir autobuses eléctricos

Irizar levanta una nueva fábrica para construir autobuses eléctricos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cooperativa vasca Irizar va a invertir nada menos que 60 millones de euros para crear una nueva fábrica en Aduna que estará terminada a finales de 2016. La idea es levantar este nuevo complejo industrial para producir autobuses eléctricos. Irizar piensa que la demanda de estos vehículos va a crecer significativamente en el futuro.

La compañía ya tiene experiencia en este sector ya que hace algo más de un año comenzó a vender el Irizar i2e y de momento el mercado esta respondiendo razonablemente bien. El Irizar i2e ya está funcionando en las flotas de autobuses de algunas ciudades importantes de Europa como Londres, París, Marsella, Donostia o Barcelona entre otras; normalmente gracias a acuerdos de prueba o contratos de leasing.

Lo mejor de todo es que las empresas de transporte están quedando satisfechas con el funcionamiento general del modelo y que las administraciones públicas miran con buenos ojos esta clase de transporte urbano. De hecho en París quieren que el 80 % de los autobuses que circulen en 2020 por sus calles se muevan con electricidad.

irizar-i2e-03.jpg

Y es que reconozcámoslo. Los autobuses diésel son una "cochinada". Expulsan mucha contaminación por su escape con ese humo tan negro y cancerígeno y encima meten mucho ruido. Hoy por hoy es lo que tenemos y lo que funciona bien pero hay que ir dejando esta tecnología en post de otras más favorables como los autobuses de GLP o mejor aún: la electricidad.

El Irizar i2e tiene 313 CV de potencia y una autonomía de 250 Km. Desconozco qué distancia puede recorrer un autobús urbano durante una jornada, pero la lógica me dice que en ciudad las distancias que se recorren no son muy elevadas. La velocidad media de los trayectos es baja y la mayoría del tiempo se está parado en un semáforo, en un atasco o en una parada recogiendo viajeros

250 Km deberían de ser suficientes. Lo que me preocupa más es la robustez de las baterías ya que van a estar día sí y día también funcionando sin descanso y tendrán que estar preparadas para funcionar bajo ese estrés continuo.

Gracias a Miguel Angel por la pista
Vía | Noticias de Gipuzcoa
En Motorpasión Futuro | En España ya fabricamos autobuses urbanos eléctricos: el Irizar i2e

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos