Ingenieros de la Universidad de Alicante son capaces de hacer coches autónomos a bajo coste

Ingenieros de la Universidad de Alicante son capaces de hacer coches autónomos a bajo coste
Sin comentarios

Un sistema para transformar un coche convencional en un coche autónomo, que no implica una gran inversión y que se puede acoplar a cualquier vehículo convencional es lo que han desarrollado y patentado cuatro ingenieros de la Universidad de Alicante y que no tiene nada que ver con los sistemas que emplea Google en los que la robótica se integra completamente en el vehículo elevando su coste.

El sistema ideado lo han desarrollado inicialmente para emplearlo en el traslado de cargas dentro del sector industrial o para vehículos que operen en recintos cerrados, dadas las dificultades legales para poder realizar pruebas con ellos en circuitos abiertos al tráfico. También podría ser empleado por personas con discapacidad o de la tercera edad.

El dispositivo desarrollado convierte un vehículo convencional en un robot de altas prestaciones usando tecnología completamente española. El primer vehículo que han automatizado ha sido un coche de golf al que le han incorporado un motor que mueve el volante y una placa microprocesadora que se encarga de acelerar y frenar. Un sensor láser reconoce el entorno mientras que dos cámaras con visión artificial reconocen objetos y personas.

Un ordenador procesa toda la información, calcula el itinerario óptimo y evita cualquier tipo de obstáculo. La novedad de este dispositivo estriba en su bajo coste y en su adaptación a vehículos convencionales ya existentes, de manera que éstos se pueden reutilizar, según afirman sus inventores. Ahora pretenden constituir una compañía para seguir profundizando en esas aplicaciones y poder vender sus productos a otras empresas, porque, afirman, este sector es "crucial".

Esta tecnología española utiliza una serie de algoritmos, también patentados por la Universidad de Alicante, que hace que este proyecto esté por encima de los Vehículos Guiados Automáticamente (AGV), los cuales necesitan de una marca en el suelo o un láser para poder hacer un recorrido entre dos puntos de forma óptima.

Vía | La Información
En Motorpasión Futuro | El coche autónomo de Google se actualiza siendo capaz de detectar cientos de objetos a la vez

Temas
Comentarios cerrados
Inicio