Compartir
Publicidad
Publicidad

Híbrido Vs diésel (segunda parte)

Híbrido Vs diésel (segunda parte)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La anterior entrega de Híbrido Vs Diésel nos han dado una idea de estos coches sobre el papel, los datos homologados. Ahora bien, ¿que pasará en la realidad?. Lo primero es que ambos valen parecido. En el peor de los casos, la diferencia es de 1.000 euros a favor del diésel.

Vamos a hablar de consumos en la práctica. Esto no es sencillo, los consumos reales dependen de un montón de variables y querer dar un dato objetivo no es fácil. Habrá gente que diga que es un consumo muy alto para ese modelo y habrá gente que diga que es demasiado optimista.

Como referente voy a utilizar los consumos medios que ofrece Spritmonitor Ya que es un organismo imparcial, y puedo decir que los coches que he consultado, tienen un consumo real bastante parecido al que dice esta página.

3g_cortado

Según el criterio arriba establecido podemos decir que el Skoda Octavia 2.0 TDI DGS 140 caballos gasta de media 6,72 litros cada 100 kilómetros. El Prius 3G por el contrario gasta de media 5,22 litros cada cién kilómetros.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que esto no lo es todo. Hoy en día el diésel es más barato que la gasolina en nuestro país. No sabemos como va a cambiar esto en los próximos años. El diésel tiene un mayor precio de mercado pero menores impuestos, así que es probable que todo siga igual dentro de un tiempo.

Si hacemos las multiplicaciones convenientes con el precio del combustible a día de hoy a 1,36 euros el litro de 95 y 1,277 el diésel barato, sale que hacer 100 km con un Toyota Prius vale 7,14 euros. Por el contrario recorrer 100 km con el Skoda Octavia vale 8,58 euros.

Octavia_3

A modo de ejemplo y fijándome únicamente en los consumos en autovía, un Prius puede hacer 5 o 5,2 litros a una velocidad de 120 km/h el Octavia, por lo que se dice en Internet anda cerca de 5,8 litros. Aun haciendo el cambio a euros cada 100 km sale vencedor el híbrido, hablando de precio del combustible.

Como podemos ver, teniendo en cuenta únicamente el consumo, la diferencia de costes de utilización es de 1,5 euros cada 100 km menor en el híbrido. Claro, que hay otros muchos factores a tener en cuenta a parte del consumo.

En el tema de mantenimiento tenemos que un híbrido siempre va a tener una mecánica mucho más sencilla que un motor turbodiésel. Hay gente que sostiene que esto no es cierto por el aumento de complejidad de la parte eléctrica.

En verdad, toda la parte eléctrica de un híbrido no tiene mantenimiento alguno. Con lo cual no incrementa el coste de estas operaciones. Lo que si hace un híbrido es ahorran en frenos y otras piezas como demuestra el precio final de sus revisiones.

HSD_motor

Conclusiones

Las diferencias de precio entre un híbrido y un diésel similar a día de hoy son mínimas o directamente inexistentes. Vale prácticamente lo mismo comprar un Toyota Prius que comprar un diésel de prestaciones y equipamiento comparables.

En el ejemplo comparativo hablábamos en el peor de los casos de 1000 euros de diferencia. A 1,5 euros más caro hacer 100 km, sale que necesitamos 66.000 km para amortizar el híbrido. Esto a priori pueden parecer muchos kilómetros.

Pero hay que tener en cuenta que el comprador que esta optando entre comprar un híbrido o un diésel es un comprador que piensa hacerle muchos kilómetros al coche. Muchos más que 66.000 km, porque sino, la opción sería comprar un coche de gasolina.

Evidentemente, los dos párrafos de arriba son un bombazo ya que es lo que no hace el 99% de los compradores que le van a hacer un porrón de kilómetros al coche. Esto es así por la escasa introducción de modelos con esta tecnología en el mercado. Los compradores no tienen casi opciones donde elegir.

Por supuesto, habrá conductores que a igualdad de equipamiento y de precio prefieran una mecánica diésel que una mecánica híbrida por cuestión de tradición, creencias o de mejores prestaciones en carretera.

octavia_4

Los híbridos demuestran ser imbatibles en ciudad y muy competitivos en autovía en lo que a consumos se refiere. Pero si se va a hacer un uso casi exclusivo de las vías de alta velocidad entonces puede ser preferible el diésel por la sensación de potencia que da mas que por la potencia en si.

Para finalizar, se puede generalizar diciendo que un híbrido es más económico que un coche diésel comparable si se van a hacer grandes cantidades de kilómetros con él. Prueba de ello es que cada vez más taxistas están cambiando sus tedeís por coches con propulsión híbrida.

Si el número de kilómetros no va a ser exagerado, entonces otros factores pueden pesar más en la decisión de la compra ya que en la practica la diferencia de precio solo en combustible no es mucha.

Ahora dejo la puerta abierta a una posible comparación en el futuro entre coches de gasolina convencionales y coches con mecánicas híbridas. ¿Donde está la frontera de kilómetros a partir de la cual empiezas a ahorrar dinero con un híbrido?

¿Continuará?

En Motorpasión Futuro | Híbrido VS diésel (Primera parte); Toyota Prius, Top 10 de los coches innovadores; Eléctrico VS Diésel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos