Compartir
Publicidad
Publicidad

Fisker vuelve con ganas de recuperar el tiempo perdido

Fisker vuelve con ganas de recuperar el tiempo perdido
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fisker ha vuelto muy fuerte y con ganas de recuperar el tiempo perdido. Sus nuevos dueños quieren reanudar la actividad cuanto antes. Se han propuesto volver a fabricar el Fisker Karma en menos de 12 meses y acabar el desarrollo del Fisker Atlantic, su modelo más asequible, que según fuentes de la empresa está al 50% de desarrollo.

Hace pocos días nos enterábamos que el fabricante chino Wanxiang había comprado Fisker por 149,2 millones de dólares (108,84 millones de euros) y la nueva directiva ya está anunciando sus nuevos y ambiciosos planes, buena señal. El Fisker Karma es un coche con un diseño sublime y una tecnología muy válida, si vuelven a fabricarlo pronto seguro que tienen su pedacito de mercado esperándoles.

En la "primera etapa" Fisker fabricó 2.700 coches de los 11.000 que tenían como objetivo. De estos, consiguió vender 1.800 unidades. Se estima que hay unos 500 coches almacenados y el resto se han perdido en diversos desastres como huracanes o incendios fortuitos de algunas unidades.

Fisker-Karma-3

La nueva directiva espera mejorar con mucho esas cifras. El Fisker Karma se fabricaba en Finlandia y la idea de los chinos es seguir haciéndolo allí pero no descartan cruzar el charco y empezar a fabricar en Estados Unidos cuando el coche empiece a cuajar. A más largo plazo también tienen planes para China, tanto de fabricar como de vender allí. No están las cosas como para ignorar el que en la actualidad es el mayor mercado de automóviles mundial.

En resumidas cuentas esto parece el cuento de la lechera de Fisker. Esta marca tiene mucho potencial aunque la mala suerte y algunas malas decisiones fue lo que la condenaron al hoyo. Esperemos que esta vez la historia acabe bien y podamos asistir a una especie de milagro como el que está viviendo Tesla en la actualidad, que más que obra divina es el resultado del trabajo, la constancia hacer bien las cosas y por último una pizca de buena suerte.

Vía | Reuters En Motorpasión Futuro | Fisker Karma: ¿se repite la historia del DeLorean?, Fisker ¿el adiós definitivo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos