Endesa e Iberdrola se encaran por los requisitos de la recarga eléctrica en domicilios

Endesa e Iberdrola se encaran por los requisitos de la recarga eléctrica en domicilios
Sin comentarios

SPL, o Sistema de Protección de la Línea general de alimentación, es el nombre del principal escollo para la nueva normativa para la instalación de la infraestructura necesaria de recarga del coche eléctrico en garajes de edificios. Su función es la de gestionar la carga del vehículo en función de la demanda eléctrica del conjunto de la comunidad.

Se trata de una cuestión compleja, que lleva arrastrándose varios meses y retrasando la entrada en vigor de la normativa. Del mismo modo, enfrenta a Endesa, partidaria de su instalación, y a Iberdrola, que ve que imponer la instalación del SPL es perjudicial para el coche eléctrico.

Cargador Endesa
Para entender mejor esta cuestión, vamos a repasar las ventajas que defiende cada frente. En el caso de Endesa, el SPL es necesario porque:

  • Racionaliza el consumo y evitaría más gastos futuros en caso de que hubiera que aumentar la potencia.
  • Asegura el suministro a las comunidades ya que permite diferir la recarga del vehículo eléctrico durante un lapso de minutos.
  • Cada plaza de garaje llevaría su instalación y subcontadores
  • Centraliza el contrato del suministro para el coche eléctrico.

Iberdrola, junto a la gran mayoría de fabricantes de coches, entiende que obligar a instalar un SPL es un paso atrás, por eso:

  • Quiere que sea opcional y que dependa de cada caso.
  • El SPL implicaría dos contratos (para la vivienda y para el garaje) y no se podría unificar el coche eléctrico en una única factura.
  • Supondría molestias para el consumidor y un sobrecoste adicional (el aparato en sí cuesta 100 euros).
  • Su puesta en funciomamiento retrasaría aún más la introducción del coche eléctrico.

Iberdrola recarga
Tal y como están las cosas, el SPL tiene más detractores que defensores. Por ejemplo, en el pasado EVS27 el Clúster Eficiencia Energética de Catalunya (CEEC) la emprendía con el sistema porque:

(...) se considera una carga secundaria frente al resto de receptores del edificio, dado que el SPL puede interrumpir (o reducir) la carga del vehículo eléctrico por efecto de cargas externas (como por ejemplo el exceso de uso de aires acondicionados en verano o de estufas eléctricas en invierno). Esto puede generar confusión en los usuarios y desconfiada ante el vehículo eléctrico ya que su carga nunca se garantizará al 100%. Además, cuantos más vehículos eléctricos coincidan en un mismo edificio mayores son las posibilidades de que los vehículos eléctricos no se carguen, ya que la potencia disponile en el edificio deberá repartirse entre todos los vehículos eléctricos conectados. (...) no se garantiza la disponibilidad en todo momento de la potencia contratada lo que puede entrar en conflicto con la legislación (...)

En cualquier caso, todo parece indicar que las autoridades parece que terminarán inclinándose por el modelo que ha propuesto Iberdrola, y no imponiendo el SPL en la instalación. De hecho, hay ya comunidades autónomas que lo han hecho así. Los defensores del coche eléctrico son partidarios de una u otra solución, pero sobre todo, apuntan que todos estos retrasos no hacen más que perjudicar al sector.

Vía | Voz Pópuli y Conele Digital Imagen | IBIL En Motorpasión Futuro | Un condado de Colorado obliga por ley a que todas las nuevas viviendas se adapten a los coches eléctricos, El futuro de la electricidad son las redes inteligentes

Temas
Comentarios cerrados
Inicio