Compartir
Publicidad
Publicidad

En Holanda los híbridos enchufables ya suman el 6,4% de las ventas

En Holanda los híbridos enchufables ya suman el 6,4% de las ventas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Holanda los híbridos enchufables están pegando con fuerza. En el mes de mayo, los modelos propulsados con estas mecánicas sumaron un 6,4% de cuota de mercado y un total de 1.769 unidades. Hay países que son "especiales" en parte por su política fiscal y de ayudas hacia el coche eléctrico y en parte por la mentalidad de sus habitantes. Noruega, Dinamarca u Holanda son claros ejemplos de ello.

El Mitsubishi Outlander PHEV lleva ya unos cuantos meses rompiéndolo en este mercado, de hecho durante una temporada, la práctica totalidad de los coches que se fabricaban iban a parar ahí. Ahora que las marcas alemanas se están empezando a poner las pilas con los PHEV la cosa está yendo todavía a más y es que en Holanda los híbridos enchufables gustan.

A parte del SUV japonés, los alemanes están llenando el mercado con toda una suerte de modelos: el Audi A3 e-Tron, el Porsche Cayenne Plug-in, el Mercedes c350e, el Volvo V60 plug-in, y el líder en ventas en mayo: el Volkswagen Golf GTE.

Después de unos años un poco fríos con los primeros PHEV en el mercado, algunos estaban augurando ya su desaparición y baticinando que habría un salto directo de los coches térmicos a los coches eléctricos, pero el tiempo al final nos está haciendo ver que sí hay sitio para los PHEV en el mercado actual.

Volvo V60

La clave es el precio del coche. De los modelos que he citado arriba no hay ninguno que sea razonablemente asequible u orientado a las clases medias. El Volskwagen Golf GTE que quizá sea el más económico tiene un PVP en España de 39.330 euros.

Esta tecnología tiene que bajar de precio si queremos que sean coches para todos los públicos. Incluso los coches puramente eléctricos están más cerca de lo que se puede gastar alguien de clase media en un automóvil y funcionando únicamente con baterías son más capaces que los PHEV.

Los fabricantes tienen que conseguir bajar el coste de producción de estos coches para que puedan llegar a las masas porque si no serán simplemente una moda subvencionada para países como Holanda y una pequeña triquiñuela para bajar las emisiones de los modelos más sedientos de cara a cumplir con las normativas energéticas de la UE.

Vía | Inside EVs

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos