Compartir
Publicidad
Publicidad

Desplázate por el agua surfeando tus propias olas con la tabla de surf eléctrica Waterwolf

Desplázate por el agua surfeando tus propias olas con la tabla de surf eléctrica Waterwolf
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No siempre el mar está cerca, ni en las mismas condiciones, y no siempre presenta olas. Igualmente el viento tampoco sopla cuando uno quiere. Aun así las posibilidades de hacer surf en el mar son grandes, al contrario de lo que ocurre en lagos o en pantanos, en donde no se suelen formar olas y no siempre el viento sopla con fuerza suficiente como para hacer saltos.

La mayor parte de los surfistas, o aprendices de surfista, suelen vivir en zonas alejadas del mar, pero generalmente más cercanas a una zona de agua dulce. Para ellos una empresa alemana ha desarrollado una tabla de surf, la Waterwolf MXP-3, que hará las delicias de los aprendices de surfista.

2

Si bien hace ya un par de años ya salió a la venta una tabla de surf equipada con un motor eléctrico, la WaveJet, se puede decir que aquella no tiene nada que ver con esta nueva tabla. Mientras la WaveJet se desplazaba suavemente por encima del agua, la Wavewolf MXP-3 es capaz de alcanzar velocidades de hasta 30 km/h, como si de una moto de agua se tratara.

El motor eléctrico que propulsa a esta tabla de surf crea unas turbulencias en la parte trasera que generan unas olas que luego pueden ser aprovechadas por el surfista para saltarlas. Ese motor es de 5 kW, 6,8 CV, y está refrigerado por la propia agua. Es alimentado por una batería de iones de litio de 51,8 V y 26 Ah almacenada en una caja estanca y que le proporciona una autonomía de entre 20 y 25 minutos de navegación, antes de requerir una nueva recarga de tres horas o sustituir la batería por otra totalmente recargada, pues es intercambiable.

3

El control de velocidad del motor se realiza mediante un mando a distancia accionado por Bluetooth, a modo de acelerador. Ese mando dispone de una pantalla LCD que indica la velocidad a la que se navega y el estado de autonomía de la batería. Al igual que las motos de agua, esta tabla dispone de un dispositivo de seguridad, un interruptor magnético de apagado de emergencia que se activa con un tirón de la correa atada a la muñeca.

El peso de todo el conjunto se eleva hasta los 24 kg, algo alto para una tabla de surf. Está disponible en dos tamaños distintos, en función del peso del surfista, a partir de los 6.990 euros. Igualmente se ofrece una versión Premium con una batería con algo más de capacidad, 30 Ah. Existe la posibilidad de elegir entre varios colores y ya está disponible a la venta, directamente desde la página web del fabricante, desde el mes pasado.

Vía | Waterwolf
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | Tecnología del transporte: En busca de barcos no contaminantes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos