Compartir
Publicidad

Copenhague pone en funcionamiento un sistema inteligente de alquiler de bicicletas eléctricas

Copenhague pone en funcionamiento un sistema inteligente de alquiler de bicicletas eléctricas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ciudad de Copenhague fue una de las pioneras en la década de los 90 en implantar un servicio público de préstamo de bicicletas con idea de reducir el tráfico en el interior de la ciudad. Ese sistema estaba totalmente sufragado por la ciudad y para asegurar su buen funcionamiento el ayuntamiento exigía el depósito de una moneda a la hora de retirar la bicicleta, que luego era devuelta, de igual modo que los carritos de los supermercados.

El poco valor de esa moneda, comparada con el coste de la bicicleta, hace que continuamente desaparezcan muchas de ellas. Eso unido a los casi 20 millones de euros que cuesta al año la explotación del servicio, llevo el año pasado al ayuntamiento de Copenhague al anuncio del final del servicio, lo cual despertó la ira de los ciudadanos e hizo que el ayuntamiento se planteara nuevas soluciones.

2

En la ciudad de Copenhague existen actualmente censadas más de 650.000 bicicletas, para una población que apenas sobrepasa los 500.000 habitantes, por lo que el ayuntamiento ha pensado en ofrecer a sus ciudadanos un servicio mejor que el que podía ofrecer antes y, al mismo tiempo, mejorar lo que ellos podrían obtener con sus propias bicicletas a cambio de poder cobrar por ese servicio.

El nuevo servicio de alquiler de bicicletas se hará con bicicletas eléctricas fabricadas por GoBike. Estas bicicletas llevarán incorporadas una pantalla táctil que servirá tanto para desbloquear la bicicleta e iniciar el servicio, como para indicarnos el camino mediante un sistema de navegación incorporado. El sistema de reserva se efectuará desde una aplicación disponible en el teléfono móvil.

Para minimizar los costes de mantenimiento, estas bicicletas eléctricas han sido diseñadas especialmente para este servicio. Todos los dispositivos mecánicos están integrados en la propia estructura, de forma que se evite su vandalismo, y las ruedas están equipadas con neumáticos anti-pinchazos. Por contra el coste de cada una de estas unidades asciende a más de 6.200 euros cada una, cantidad que aún así dicen que vale la pena, por su mínimo mantenimiento posterior que requiere.

La velocidad máxima que alcanzan estas bicicletas eléctricas en el modo de pedaleo asistido es de 25 km/h, mientras que para el motor se ha optado por una potencia de 450 W, de forma que se minimice al máximo el esfuerzo necesario para pedalear y convenza a mayor cantidad de gente a utilizar el servicio.

Durante los próximos ocho años será la empresa Cykel DK la encargada de gestionar el servicio y de poner en funcionamiento 1.800 bicicletas eléctricas, así como 135 estaciones de acoplamiento para su recarga. Para ello dispondrá de seis millones de euros, debiendo obtener todo aquello que necesite a mayores de las cuotas de abono al servicio y del arrendamiento por su utilización.

Las tarifas para su utilización dependerán no solo del día o la hora, sino también de la base donde se recoja o se vaya a dejar, pues si el sistema detecta que una determinada base está recibiendo más solicitudes de reserva que las bicicletas que dispone, ofrecerá ofertas a las bases cercanas para atraer el público a ellas y minimizar el tener que estar moviendo las bicicletas por parte de personal de la empresa.

3

Vía | Spectrum Vídeo | YouTube En Motorpaión Futuro | Ya hay 1.000 usuarios compartiendo la moto eléctrica de Motit en Barcelona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio