Compartir
Publicidad

Comienza la venta en China del híbrido enchufable BYD Qin

Comienza la venta en China del híbrido enchufable BYD Qin
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El BYD Qin (que se debe de pronunciar como Chin) es un sedán compacto híbrido enchufable desarrollado por BYD con una transmisión híbrida eléctrica que le permite circular una distancia similar a la de un vehículo convencional sin necesidad de parar a repostar.

Este vehículo BYD Qin, que ya fue presentado como un prototipo en la Exhibición de Pekín del año 2012, sale a la venta en el mercado chino el día 12 de noviembre a un precio de 23.000 euros, que una vez descontadas las ayudas que otorga el gobierno chino se convierten en tan solo 19.500 euros, precio bueno para un coche de estas características.

2

El BYD Qin es el sucesor del BYD F3DM lanzado por primera vez en 2008. A diferencia de este el BYD Qin utiliza una “pequeña“ batería de litio hierro fosfato de de 10 KWh, en lugar de la de 16 KWh con la intención de reducir peso. Aún así es capaz de mantener una autonomía en modo de conducción totalmente eléctrica de 50 km, conservando el 80% de su capacidad después de 4.000 ciclos de carga-descarga según afirma su fabricante.

En modo híbrido el BYD Qin utiliza dos motores eléctricos con un total de 149 CV y 200Nm junto con un motor de combustión de gasolina de inyección directa turbo alimentado de 1,5 litros capaz de otorgar otros 154 CV y 240 Nm, todo ello combinado con una caja de cambios de seis velocidades de nuevo desarrollo.

Su velocidad máxima en modo híbrido es de 185 km/h, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 en tan solo 6,9 segundos, mientras que en el modo puramente eléctrico se queda a tan solo 150 km/h, momento en el cual si seguimos acelerando entrará el motor de combustión, al igual que lo hará cuando nos quedemos sin tensión en la batería. Su consumo declarado es de dos litros a los 100 km, aunque suponemos que eso tan solo será en los primeros 100 recorridos.

3

En el interior del BYD Qin se dispone de más espacio que en el de su predecesor, el BYD F3DM, al haber disminuido el tamaño de la batería y haber instalado esta en el compartimento del motor. Además el BYD Qin está equipado con la plataforma inteligente BYD-i, que utiliza la telemática para ofrecer a los ocupantes acceso a una gama completa de servicios durante las 24 horas del día.

Mediante este último servicio podemos tener acceso a características tales como asistencia en carretera, posicionamiento del vehículo, almacenamiento en la nube, monitorización remota, descarga de música y hasta chatear en línea. Sus cámaras integradas, además, ayudan a monitorizar la fatiga del conductor para alertarle cuando sea necesario. Ahora lo que hace falta saber es si algún día llegará a nuestro país, si cumplirá con las normativas europeas en caso de hacerlo y a qué precio lo hará.

Fuente | BYD En Motorpasión Futuro | BYD planea abrir una fábrica de autobuses eléctricos en Europa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos