Compartir
Publicidad
Publicidad

Coches dirigidos con la mente, ¿existirán en el futuro?

Coches dirigidos con la mente, ¿existirán en el futuro?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si ya artículos como el de mi compañero Rubén Márquez sobre las investigaciones de Google de un coche que se conduce sólo me hizo recordar la frase “el futuro ya está aquí”, desde luego esto suena aún más a ficción. Sin embargo parece que es real e investigadores de la Universidad de Berlín están desarrollando esta idea.

La tecnología se llama BrainDriver y permitiría al conductor controlar el vehículo con su cerebro. Mientras que hay grupos de científicos o investigadores dedicados a crear sistemas que ayuden al conductor, existe otro grupo investigando la forma de que el conductor sea prescindible, es decir, que algún día sea un simple pasajero.

Quizás esto sea posible en algún momento, pero de pronto, desde la Universidad de Berlín ya van consiguiendo los primeros pasos para ahorrar al individuo el acto en sí de conducir. Profesores de Inteligencia Artificial como Raúl Rojas están trabajando en ello y comentan que el proyecto va pasando por diferentes fases.

Evolución hasta el BrainDriver

braindriver2.jpg

Al principio se usaron interfaces como el Ipad y Iphone con el objetivo de manejar el vehículo con ellos. Luego se llegó a un invento que seguía la mirada bautizado como el EyeDriver. Éste permitía manejar el coche según dos modos. El primero era cambiando su dirección según el movimiento de nuestro ojo a la izquierda o derecha. El otro modo lo que permitía es que el coche se dirigiera a una zona concreta donde nos paráramos a mirar.

Con las conclusiones y experiencias que lógicamente van acumulando, ahora han llegado a una interfaz nueva al completo que usa un equipo Emotiv EEG, un dispositivo de electroencefalografía. Su misión es captar señales electromagnéticas del cerebro y las traduce a unos patrones asociados a comandos. Éstos comandos darán la orden al vehículo.

En las fases de pruebas, primero enseñan a la persona a mover objetos virtuales en una dirección concreta. Luego lo montan en el coche de prueba, un Volkswagen Passat Variant 3C que lleva una cámara que permite visibilidad de 360º. Ya ahí se utilizan los comandos para girar, frenar y acelerar. El resultado está siendo satisfactorio hasta ahora, y el retardo entre la “orden cerebral” y la reacción del coche se a minimizado de forma apreciable.

Aplicación futura

Desde luego a medio-largo plazo el mundo del automóvil se presenta incierto y a la vez apasionante. A la realidad del coche eléctrico se unen aplicaciones informáticas, sistemas de energía, y proyectos de investigación como éstos, que si bien no todos verán la luz, probablemente haya otros cuantos que con los años sí lo hagan. Y la mezcla funcional de todo esto sin duda abre al mundo del automóvil un sin fin de futuras posibilidades, aplicaciones y opciones nuevas de mercado.

Viendo el vídeo, me vienen a la mente diferentes preguntas sobre su aplicación. Por ejemplo, ¿qué pasaría con este invento en un país como el nuestro que a veces tendemos a estar algo agresivos al volante incluso a acordarnos rápidamente de la familia del conductor de al lado? ¿Mandaría alguna orden nuestro cerebro?, ¿Atacaría el coche?.

Bromas aparte, sí podría preguntarse uno, cuánto tendría que avanzar esto para considerar que pueda ofrecer una conducción segura. ¿Hasta qué punto sería fiable nuestro cerebro con esto? Aunque también me hace pensar en aquellas personas que tienen problemas de movilidad, para las cuáles significaría un gran avance.

Fuente | Autonomos Labs
En Motorpasión Futuro | Coches gobernados por Sistemas Operativos, Aida 2.0, navegador gps 3D, HUD y realidad aumentada, para Audi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos