Compartir
Publicidad

Baterías de aluminio aire recargables ¿es este el futuro y no nos hemos dado cuenta?

Baterías de aluminio aire recargables ¿es este el futuro y no nos hemos dado cuenta?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Que me diríais si os contase que están desarrollando un nuevo tipo de batería que alcanza los 8.100 Wh/ Kg de densidad energética y que permitirá tener autonomías enormes de unos 5.000 Km? ¿y si además está construida con un material barato como es el aluminio en vez del tradicional y costoso litio?

Suena bien ¿verdad?. Eso es lo que está desarrollando la empresa Fuji Pigment y su trabajo es bastante prometedor. Las baterías de aluminio-aire podrían ser la siguiente generación, lo que habrá después de la tecnología actual de iones de litio.

Las baterías de Aluminio-aire no son nuevas, aquí ya os hablamos de ellas en su día. Tienen una altísima densidad energética, pero hasta ahora tenían un inconveniente insalvable: no eran recargables. Una vez que la batería se agotaba había que sustituirla y poner una nueva, algo así como lo que ocurre con las pilas que tenemos por casa: cuando se gastan hay que tirarlas.

La energía eléctrica que genera una batería siempre se produce mediante una reacción química. Tenemos unas sustancias iniciales (reactivos) que se transforman en unas sustancias finales (productos) y durante el proceso se liberan electrones. Luego se realiza el proceso inverso, aplicando energía (electricidad) pasamos de las sustancias finales a las iniciales otra vez.

Batería de litio VARTA

En las baterías Al-air tenemos un ánodo formado por el material metálico, en este caso aluminio, un cátodo compuesto de aire, u oxígeno más bien dicho y un electrolito que es agua. El problema es que durante la descarga de la batería se libera hidrógeno y este corroe el aluminio del ánodo además de aumentar la resistividad de las celdas.

Hasta ahora los científicos habían intentado eliminar esta corrosión de los materiales con aluminio de alta pureza, con distintas aleaciones metálicas, diluyendo sustancias anticorrosivas en el electrolito... pero nada había funcionado. Al final la solución parece que está en recubrir el ánodo con una capa de materiales cerámicos y carbonosos para separarlo del electrolito y protegerlo frente a la corrosión.

Los datos que ofrece la empresa detrás de esta tecnología son muy prometedores. Cada celda con tecnología Al-air produce unos 0,8 Voltios de tensión eléctrica (una celda de litio generan 3,7V) y una corriente de entre 400 y 800 mA en una superficie de 100 cm2.

Phinergy 03

La pequeña pega de esta tecnología es que es necesario recargarla con una pequeña cantidad de agua cada 15 días aproximadamente porque a medida que se van produciendo las reacciones químicas se va consumiendo su electrolito.

La empresa que está detrás de este desarrollo dice que la tecnología estará lista para comercializarse esta primavera. Me parecen noticias demasiado optimistas, pero quien sabe, lo mismo es este el futuro del automóvil y no nos hemos dado cuenta. Sobre el papel las cosas pintan fabulosamente, ahora tenemos que ver si los ingenieros son capaces de llevar esta tecnología del laboratorio al mundo real y que no se pierda nada de su atractivo por el camino.

Siempre digo que esta clase de noticias hay que cogerlas con pinzas, y que hasta que no lo vea funcionando de verdad no me lo creeré. Pero... qué demonios, soñar es gratis. Si esto llega a funcionar me voy a reír yo del coche de hidrógeno, y de la gigafactoría de baterías de litio de Tesla. ¿Coches eléctricos con 5.000 Km de autonomía? Estaríamos hablando del vehículo definitivo.

PD: Gracias a Gregorio por la pista

Vía | Green Car Congress
En Motorpasión Futuro | "Baterías" de aluminio-aire: prometen 1.600 km de autonomía, ¿pero de qué manera?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio