Compartir
Publicidad

Austria premia en vez de prohibir: los coches eléctricos podrán ir más rápido que los de combustión

Austria premia en vez de prohibir: los coches eléctricos podrán ir más rápido que los de combustión
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gobierno de Austria ha anunciado un paquete de medidas destinadas a fomentar la movilidad eléctrica, y, en vez de aplicar restricciones, ha hecho concesiones. En un comunicado, el Gobierno ha anunciado la implementación de un nuevo límite de velocidad para los coches eléctricos: podrán circular a 130 km/h en algunas autopistas y autovías del país.

440 km libres de restricciones

Nissan Leaf

Austria está decidida ha cumplir con los objetivos climáticos para 2030 recogidos en el a veces maltratado Acuerdo de París, reconociendo la contribución que hace el sector del transporte terrestre a las emisiones de CO₂. Así, ha decidido otorgar ventaja a los propietarios de vehículos eléctricos sobre los que poseen uno de combustión.

En el país centroeuropeo algunas carreteras se clasifican como IG-L, un acrónimo de 'Immissionsschutzgesetz-Luft', que significa 'Ley de Control de Contaminación Ambiental'. En estas vías el límite de velocidad es de 130 km/h en condiciones normales, pero cuando los niveles de contaminación superan los límites estipulados se reduce a 100 km/h.

Desde el Gobierno federal consideran que estas restricciones no deberían aplicarse a los vehículos eléctricos ya que no contribuyen al problema, así que a partir de ahora los propietarios de estos coches tendrán 440 km de vías IG-L para pisar el acelerador sin ser parados por la policía. Respecto a los híbridos enchufables o de hidrógeno, el Gobierno no ha aclarado si han sido incluidos, pero parece que no.

"El camino para alcanzar los objetivos climáticos no conduce a prohibiciones, sino a incentivos. Queremos convencer a las personas con nuestros planes de que vale la pena cambiar a un vehículo eléctrico de muchas maneras", ha dicho la ministra de Sostenibilidad, Elisabeth Köstinger.

El siguiente paso del paquete de medidas será abrir carriles de autobuses para los vehículos eléctricos y acelerar la implementación del estacionamiento gratuito para estos coches.

Lo cierto es que Europa se ha puesto las pilas en esto de la electromovilidad: en agosto superó el millón de coches eléctricos y las ventas se dispararon un 40 %. Sin embargo, la cuota de mercado sigue siendo poco más que residual: apenas suponen el 2 % del total de las matriculaciones de coche. Y si hablamos de España, no llegamos ni al 0,7 %.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio