Compartir
Publicidad
Publicidad

Audi Duo, Top 10 de los coches innovadores

Audi Duo, Top 10 de los coches innovadores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los primeros coches híbridos datan de principios del siglo XX como el Lohner-Prosche. Esta tecnología duró poco, a partir de 1920 se puede decir que ya no quedaban de estos coches en la carretera. 70 años después, el concepto de vehículo híbrido ha vuelto a entrar en el mercado.

Algunos pensareis que se trata de Toyota y su HSD puesto a la venta en 1997, pero lo cierto es que otras marcas se la adelantaron en el desarrollo de mecánicas híbridas. En concreto Audi, que como reza su eslogan siempre "a la vanguardia de la técnica".

Pues bien a finales de los años 80, Audi sacó un par de prototipos híbridos a la luz, el Audi Duo y el Audi Duo II. No contentos con esto, poco después en 1996 sacarían al mercado el primer híbrido diésel de la historia, el Audi Duo TDI. ¿Os animáis a conocerlos?

Prototipos del Audi Duo

audi_duo_blanco

El primer prototipo híbrido, el Audi Duo, data de 1989 y tan solo fue eso, un prototipo, nunca llegó a producción. Este coche estaba basado en la plataforma del Audi 100 familiar o Avant. Tenía un motor de gasolina de inyección 2.3 con cinco cilindros el cual daba 136 caballos.

La parte eléctrica constaba de un motor de 12,6 caballos alimentado por baterías de Ni-Cd. Este motor estaba ubicado en el eje trasero mientras que el térmico empujaba de las ruedas de adelante.

La segunda versión del prototipo el Audi Duo II vio la luz en 1992 esta vez basándose en la plataforma del Audi 100 quattro, como es lógico tenía tracción integral a las cuatro ruedas y el motor eléctrico iba otra vez en el eje trasero.

Audi_Duo_baterias

La novedad en este modelo era que contaba con una autonomía eléctrica de 80 km. Y pensareis: "que genios estos de Audi, hace 17 años ya daban 80 kilómetros eléctricos y ahora tenemos birrias que solo andan dos kilómetros en EV".

Pues bien, no es oro todo lo que reluce y es que corre el rumor que era tal el incremento de peso producido por las baterías necesarias para dar esos 80 kilómetros, que el coche en carretera consumía bastante más que su homologo a gasolina convencional.

Un buen ejemplo de por qué los híbridos de hoy en día cuentan con tan poca autonomía eléctrica. Y es que un coche híbrido, no es un coche eléctrico. Su objetivo no es andar todo lo más posible a pilas. Si no hay una fuente externa de energía (enchufe) con baterías de entre 0,6 y 2 kWh ya es más que suficiente para cumplir su propósito.

Audi Duo TDI

Audi_Duo_TDI

Ya con algo de experiencia en el campo de los híbridos y con dos prototipos creados, Audi tomó una arriesgada decisión allá por el 97: decidió poner a la venta su nuevo modelo, el Audi Duo TDI. El primer híbrido diésel de la historia basado en la plataforma del A4.

Otra vez pasa como antes, hace ya 15 años que existen los híbridos diésel y hoy en día no hay nada parecido salvo un modelo por parte de Peugeot. ¿Por qué no se ha avanzado en este campo desde hace 15 años cuando se creó?

Pues bien, Audi sacó a la venta su nuevo Duo TDI con motor turbodiésel, el famoso y primer TDI el 1.9 de 90 caballos. La mezcla prometía, unir lo mejor del diésel (de aquella época) con un sofisticado sistema híbrido. El motor eléctrico tenía 29 caballos y estaba dispuesto en paralelo con el motor convencional.

Este modelo salió a la venta incluso antes que el Toyota Prius en Japón, pero rápidamente dejó de estarlo. No fue un superventas, ni siquiera se puede ver alguna coche suelto por la calle. Audi solo consiguió vender 60 unidades.

Audi_duo_enchufado

Lo que ocurrió es que era un coche carísimo. Nadie se lo quería comprar ya que el sobrecoste era terrible y las mejoras respecto al modelo TDI convencional menores. Fue un fracaso en toda regla y sirvió de ejemplo para otras empresas. Hay que comprender las necesidades del mercado.

El Audi Duo poseía una tecnología excelente para aquella época, era el novamás de la automoción híbrida y eso fue lo que lo mató. Demasiada complejidad técnica, demasiado sobrecoste, demasiada ambición y es que normalmente la sencillez es una virtud.

Audi asumió el golpe, no ha querido nada con los híbridos desde entonces hasta hace bien poco. Hoy en día comercializa algunos modelos con tecnología híbrida, como el A6, A8 o el Q5; pero ha comprendido que de momento el mercado no está preparado para vender híbridos diésel y ahora llevan propulsor de gasolina.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos