Compartir
Publicidad

Audi diversifica su producción de e-gas a base de "metanización biológica"

Audi diversifica su producción de e-gas a base de "metanización biológica"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Audi tiene abiertos varios frentes en lo que se refiere a las motorizaciones y los combustibles alternativos. El otro día os hablábamos de las últimas pretensiones de la firma de los cuatro aros para con la pila de combustible de hidrógeno, y hoy toca el turno de regresar a un camino que el fabricante inició hace tres años.

Se trata de su e-gas, o gas metano sintético procesado a través de la metanización del hidrógeno. En 2013 la compañía iniciaba la producción propia para abastecer primordialmente a los conductores de la gama g-tron de una forma algo más limpia aprovechándose de los excedentes de energías renovables. Pues bien, este mismo mes han anunciado otro método para obtener el e-gas echando mano de la microbiología.

No es la primera vez que os vamos a hablar de microorganismos (o de algas) que posibilitan la obtención de un combustible de una forma respetuosa y más integrada con el medio ambiente. Existen infinitud de proyectos de investigación explorando esa vía. Lo importante en este momento es que Audi haya abrazado un método así para darle una aplicación práctica en la obtención de su e-gas.

Audi G Tron 2

Todo teniendo en cuenta que la familia alternativa de modelos g-tron que se nutre de este combustible y de gas natural (GNC) no es que ocupe precisamente un puesto protagonista en la flota del fabricante. Forma parte más bien de esas estrategias de laboratorio que Audi lleva explorando desde hace años, y que ha traído al mundo de momento dos interesantes modelos: el Audi A3 Sportback g-tron y el Audi A4 Avant g-tron.

En cualquier caso, el nuevo método para la producción del e-gas consiste en la mencionada y bautizada como metanización biológica. Esta vez, son los microorganismos los que asumen el papel de absorción del hidrógeno y el dióxido de carbono a través de un proceso bioquímico propio que requiere unas condiciones específicas de temperatura y presión. Uno de los saldos de ese proceso es la formación de moléculas de metano. ´

E Gas 1

El trabajo hay que agradecérselo en su mayoría a la compañía asociada de Audi, el Grupo Viessman, que son los que han conseguido producir el combustible sintético con ese nuevo método del que os hablamos, y que tiene lugar en una fábrica piloto en Allendorf (Alemania), que lleva funcionando apenas un mes.

De este modo Audi diversifica la producción de e-gas entre esta nueva factoría de Allendorf y la planta ya existente en Werlte. Para realizar una comparación justa deberíamos conocer cuánta energía es necesaria para la producción de su metano en ambos procesos, pero el fabricante no ha publicado, hasta lo que nosotros conocemos, esos datos. Lo que sí intuímos en su día con el primer método de metanización es que no debe de resultar demasiado eficiente.

Para el caso de la metanización biológica han tratado muy probablemente de mejorar en este aspecto, reduciendo el coste energético "mandando a galeras" a los microorganismos en cuestión. Otro factor positivo esta vez es que para la obtención del dióxido de carbono pueden utilizarse otras fuentes como depuradoras, plantas de tratamientos de residuos y de biogas. Veremos hasta qué punto este método termina fructificando.

En Motorpasión Futuro | Suiza quiere abrir la puerta a los combustibles sintéticos de Audi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio