Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos sueños pueden hacerse realidad

Algunos sueños pueden hacerse realidad
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pongámonos en situación. Vas por las empresas de alquiler de coches de Estados Unidos buscando un coche para hacer más amena y más motorizada tu estancia en el país y cuando entras en uno, al fondo del gran almacén donde guardan los coches, ves algo inusual.

Algo que te llama con un mensaje muy directo y no es el cartelito de Rent Me (Alquílame) que muestra en su parabrisas. Levantas la vista y te encuentras con una señorita que te es familiar y a la que deseas meter mano desde que la viste en una película. Y de repente la encuentras ahí, prostituyéndose por unos 1.700 dólares el trabajito, toda para tí, aunque sea al menos por un día.

Porque los sueños se pueden hacer realidad de vez en cuando. Hace casi un año, uno de los míos se convirtió en realidad y si a esta simpática señorita me la hubiese encontrado yo, diría que otro sueño pasaría al saco de los realizados.

Aunque supongo que muchos de vosotros ya lo habréis adivinado, la señortia en cuestión no es otra que Eleanor, la novia que casi todo hijo de vecino desearía tener y la que casi le cuesta un disgusto a Nicolas Cage en Gone in Sixty Seconds.

1967 Shelby Mustang GT500 Eleanor

Tal que así se la encontró nuestro compañero de Moto22 Hector Ares en un reciente viaje a los Estados Unidos. Y claro, sabiendo que en la casa hay unos cuantos fanáticos de estos coches, no podía guardarse las imágenes para él solo.

Según me comenta en el mail que me ha enviado, la tenían a la pobre al fondo de la tienda, compartiendo sitio con un señor Saleen Mustang y alguna que otra belleza exótica. Y por supuesto se alquilaba, para el disfrute de ese supuesto V8 428 de 335 CV que montaría si fuese ciertamente un 1967 Shelby Mustang GT500 original.

Cosa que dudo, ya que los pocos que hay están conservados como originales y sus dueños no son muy dados a modificarlo de forma tan llamativa. Apuesto a que será un Ford Mustang Fastback del ‘67 ó ‘68 al que le han añadido el kit estético de Eleanor, por lo que su motorización podría ser un 289 o un 390, con una potencia que iría desde los 200 CV hasta los 320 CV, siempre y cuando conserve el motor original. Lo que sí descarto es que sea uno de los Shelby Mustang GT500E de la extinta Unique Performance, esos eran demasiado caros.

Como sabéis que soy dado a pedir, pedir y pedir, ya que hoy es un día tan especial para mí, ¿se anima alguien a hacer una llamadita? Yo encantado de darle una vuelta, para que no sea todo pedir…

Foto | Hector Ares
En MotorPasion | Eleanor o Shelby GT500E, resolvamos las dudas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos