Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

London to Sidney Maratón de 1968, 10.000 kilómetros en 10 días

London  to Sidney Maratón  de 1968, 10.000 kilómetros en 10 días
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

\"Logo

\"Logo

\"Logo

El Maratón 1968 de Londres a Sydney, fue la creación de los ejecutivos del periódico británico Daily Express, con el objetivo de levantar el ánimo y la imagen del país en tiempos de depresión económica y, en parte para crear conciencia de marca y publicidad del diario.

El maratón de Londres-Sydney era una competición de velocidad y resistencia que cubría una distancia de 10.000 kilómetros en diez días y que se disputó, en una primera etapa, de Londres a Bombay (a través de Teherán y Kabul), seguido por un crucero por el océano Indico hasta Perth antes de una prueba final a través del interior de Australia finalizando Sidney.

Resultado sorprendente de una carrera épica

Etapa asiática
Etapa asiática

Roger Clark estableció una ventaja temprana a través de la primera etapa, de Sivas a Erzincan en Turquía, a un promedio de casi 60 kilómetros por hora en su Lotus Cortina. A pesar de perder tiempo en Pakistán y la India, mantuvo su ventaja hasta el final de la sección de Asia en Bombay, con Simo Lampinen y su Ford Taunus en segunda posición y Lucien Bianchi en su DS21, cerrando el pódium.

Sin embargo, una vez en Australia, Clark sufrió varios reveses. Un fallo de un pistón le retrasó hasta al tercer puesto, y le habría costado el abandono de no haber sido capaz de recuperar las piezas aprovechables del vehículo de Eric Jackson. Después de las reparaciones, sufrió lo que debería haber sido una avería fatal al fallar el diferencial trasero. Sin embargo tuvo la suerte de encontrar un Cortina junto al camino, convencer al propietario, inicialmente reacio, de venderle su eje trasero y así pudo volver a la carrera tras perder solamente 80 minutos en la operación.

Etapa australiana
Etapa australiana

En ese momento Bianchi y su copiloto Ogier Jean-Claude habían obtenido una ventaja aparentemente insalvable por delante de Paddy Hopkirk en su Austin 1800, que ocupaba el segundo lugar. Pero acercándose al puesto de control de Nowra al final de la penúltima etapa, con sólo 150 millas de Sydney, los líderes franceses estuvieron involucrados en una colisión frontal que destruyó su Citroën y que obligo a hospitalizar a ambos.

Hopkirk, el primer piloto que llego a la escena del accidente, renunció a su posibilidad de victoria cuando se detuvo para atender a los heridos y extinguir las llamas en los coches accidentados. Esto dejó a Andrew Cowan, quien había obtenido "un coche para llegar el último" de la fábrica de Chrysler en la suposición de que sólo la mitad de una docena de conductores llegarían a Sydney, con una inesperada victoria en su Hillman Hunter y así reclamar las 10.000£ premio.

Su vehículo, al igual que el 70% de los competidores, iba calzado con neumáticos Dunlop.

Hopkirk terminó segundo, mientras que el australiano Ian Vaughan fue tercero en un Ford Falcon GT XT. Ford Australia ganó el Premio de equipos con sus tres GTs Falcons.

Más información y fotos | Dunlop, Lotus Cortina Info En Boxes Dunlop | Los inicios de las 24 horas de Le Mans, recuerdos de un pasado épico

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos