Sigue a Motorpasión

Lexus GS 450h F Sport

Llegamos al final de la prueba del Lexus GS 450h, con algo de retraso, espero que sepáis disculparme. Nos encontramos ante un modelo que es un poco caro para el segmento E, pero si hablamos de potencia y equipamiento, no podremos quejarnos, deja en evidencia a más de un competidor (híbridos o no).

Por otro lado, el GS 450h pone a tiro comodidades típicas de segmento F (más alto) a un precio muy inferior, como el navegador, asientos calefactados/ventilados con 10 ajustes o más, sonido 7.1, un impresionante silencio, tapicería de cuero o el ajuste automático de asiento y volante cuando entramos o salimos.

El que sea híbrido es un argumento más, porque nos da el refinamiento de un V12 con la mitad de cilindros y un consumo más digno de un 2.0 L4 sobrealimentado que de un 3.5 V6. Aunque suena bien, si lo que nos va son los decibelios, o le cambiamos el escape o nos equivocamos de coche. Tampoco es el más deportivo del cotarro.

Lexus GS 450h F Sport

Valoración general

Fiel a los valores de los fabricantes japoneses, cada euro que se paga en el coche está bien justificado, aunque el precio inicial pueda asustar: “Es que por ese dinero me compro un fulanito y me sobra”. Claro que te va a sobrar, y equipamiento te va a faltar. Igualando dotación pues la cosa cambia un poco.

Por otro lado, la comparación con un diesel tiene sentido en consumo, pero en todo lo demás no. Los BMW 535d (313 CV) y Audi A6 3.0 BiTDI (313 CV) gastan casi lo mismo (en homologación), en prestaciones van un poco mejor y pierden en relación precio/equipamiento. En emisiones pierden claramente, y en agrado no es lo mismo.

Si hablamos de gasolina, pues quitando las versiones híbridas de la competencia, están todos por encima como hablemos de más de 300 caballos. Se acercan en gasto las versiones de acceso, obviamente con un nivel de prestaciones inferior. Por ejemplo, el Audi A6 2.0 TFSI de 180 CV.

Lexus GS 450h F Sport

Si el presupuesto es ajustado y no queremos tanto equipamiento, pues ciertamente el japonés parte en desventaja. Ojo, debería tener un buen valor residual, solo hay que ver a qué precios se venden los GS 450h de primera generación y con los kilómetros que llevan a cuestas. La fiabilidad se debe notar, digo yo.

También es cierto que algunas cosas en este coche pueden tirar para atrás, como la política de equipamiento tan rara que tiene. Contrario al sentido común, el más caro no es el más equipado —a igualdad de motor— ni tiene extras. Si acaso, accesorios de concesionario. Ahí Lexus pierde frente a las monarquías Premium continentales.

Por ejemplo, tiene incongruencias como esta: el F Sport tiene la visión nocturna (mejora la visiblidad) pero no antinieblas delanteros, y tampoco puede tener el asistente de cambio de carril. ¿Quién lo entiende? Además, el makeo exterior que tiene añade frenos que difícilmente van a tener sentido fuera de circuito, pero lastran el precio.

Lexus GS 450h F Sport

En definitiva, Lexus nos ofrece algo diferente. También nos ofrece exclusividad, porque es y será menos visto, aunque no permita la elección de 20 tapicerías y 800 combinaciones de cuero, maderas, llantas o inserciones. Y lo de la exclusividad, se coge con pinzas, se venden junto a los Toyota y el taller es el mismo.

También hay que ser justos y admitir que al cliente de Lexus le tratan un poco mejor que al de Toyota y tienen zonas diferenciadas para él. Por otro lado, en mano de obra no se suben a la parra y el mantenimiento presumen que es muy económico, considerando el coche que es, y no solo por la fiabilidad del sistema híbrido.

En un mercado tan exigente como el de EEUU, Lexus ha sido el número 1 durante 11 años seguidos. Coches como este refuerzan esa reputación. No se trata de un Toyota tuneado, sino un Lexus, aunque comparata piezas con hermanos de gama generalista. Bueno, Audi también lo hace y no pasa nada. En fin, si hay dinero, hibridízate, pero con uno de estos, mola más.

En pocas palabras

GS 450h

  • A favor: Detalles de segmento F, asientos, confort acústico, ergonomía con Remote Touch, pantalla enorme, mejora en habitabilidad y maletero, consumos contenidos en cualquier circunstancia, propulsión muy dócil, cómodo incluso con 19”, muy bien equipado sin sorpresas en la factura
  • En contra: F Sport sin antinieblas, palanca de cambio aparatosa, plaza central trasera incómoda, concentración de botones a la izquierda del volante, HUD muy simple, tacto artificial del CVT en modo secuencial, le falta deportividad, política de equipamiento muy rara
  • Puntuación final: 9/10

Ficha técnica

GS 450h F Sport

  • Cilindrada: 3.456 cm³
  • Motor: 6 cilindros longitudinales (292 CV) + eléctrico AC síncrono (200 CV) = 345 CV combinados
  • Par máximo: 352 Nm CEE a 4.500 RPM + 275 Nm
  • Peso en vacío: 1.910 kg.
  • Velocidad máxima: 250 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,9 s
  • Transmisión: Automática de múltiples relaciones
  • Consumo mixto: 6,2 l/100 km
  • Combustible: Gasolina
  • Capacidad del depósito: 66,3 litros
  • Capacidad del maletero: 482 litros VDA
  • Neumáticos: 235/40 R19 y 265/35 R19

Precios del Lexus GS 450h

Versión probada (sin extras)

  • GS 450h F Sport: 86.000 €

Alternativas en gasolina/diesel

  • GS 450h Hybrid Drive: 69.000 €
  • GS 450h Hybrid Plus: 83.400 €

Ver galería completa » Lexus GS 450h (prueba) (74 fotos)

El coche para esta prueba ha sido prestado por Lexus. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Fotografía | Agradecimientos a Karting Karpetania por permitirnos usar su pista para las fotos
En Motorpasión | Lexus GS 450h F Sport (exterior e interior, conducción y dinámica y equipamiento, versiones y seguridad)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios