Compartir
Publicidad

BMW i Vision Future Interaction Concept, así de amigable es el coche (autónomo) del futuro

BMW i Vision Future Interaction Concept, así de amigable es el coche (autónomo) del futuro
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras lees esto, el prototipo naranja que ves en las fotografías está siendo exhibido en Las Vegas, en el Consumer Electronics Show de este año. Bajo el nombre de BMW i Vision Future Interaction Concept, la firma alemana nos muestra sus avances tecnológicos en favor de coches más amigables no sólo con el medio ambiente, sino con sus usuarios.

Hace muchos años podías saber cuán tecnológico era un auto contando la cantidad de botones del tablero. Hoy es al revés. Lo que BMW plantea con su prototipo es que cada vez utilicemos menos las manos para controlar el equipo de sonido, el navegador e incluso el mismo volante.

Si el peligro te toma por sorpresa, el coche responde por ti

Bmw I Vision Future Interaction Concept 5

Este prototipo es de suma importancia para BMW, porque supone las bases de su coche autónomo. Con el i Vision Future Interaction, los alemanes proponen tres modos de funcionamiento:

  • Pure Drive: El conductor se hace cargo del vehículo al 100%. Las alertas emiten sonidos y notificaciones visuales, pero no intervienen directamente.
  • Assist: El conductor opera el vehículo, pero en caso de que se presente una situación de peligro, el coche reaccionará automáticamente para evitar el accidente. También sugerirá la mejor ruta —en tiempo real— para llegar al destino.
  • Auto Mode: El vehículo se hace cargo de acelerador, freno y volante, sin necesidad de que el conductor intervenga.

¿Así de fácil? Sí. En el futuro, BMW sólo quiere que conduzcamos cuando tengamos ganas. Su prototipo incluso cuenta con un sistema que notifica al conductor cuando está circulando en una zona óptima para que el vehículo se conduzca solo, por si desea tomar un descanso del volante.

A través de cámaras, radares y sensores, el sistema también alerta al conductor acerca de los autos que le rodean, y a través del cuadro de instrumentos —con gráficos en 3D— le notifica si un peligro se acerca, para que tenga algunos segundos de ventaja para reaccionar.

Sumario Bmw I
Cuando el coche se conduce solo, el volante se ilumina en azul. Si cambia a rojo, quiere decir que las condiciones no son favorables y que el conductor debe hacerse cargo.

Y mientras no manejas, puedes matar tiempo en una pantalla de 21"

Bmw I Vision Future Interaction Concept 12

BMW lo llama Panorama Display, mide casi 40 centímetros de largo, 11 centímetros de alto y 21 pulgadas en diagonal. Cuando el vehículo se está haciendo cargo de todos los parámetros de conducción, conductor y pasajero pueden hacer un amplio abanico de actividades en esta enorme pantalla.

¿Tienes ganas de ver alguna película? Puedes hacerlo. ¿Escuchar música desde un servicio de streaming? También. Gracias a su conexión a Internet, el sistema permite revisar correos electrónicos, navegar por la web e incluso realizar videollamadas. Visto de este modo, lo que propone el BMW i Vision Future Interaction es convertirse en una extensión de nuestra oficina o en un espacio de relajación, dependiendo de lo que decidamos hacer.

Realizar videollamadas, acceder a contenido audiovisual y más, todo mientras el coche se encarga de conducir(se).

Otra de las grandes novedades de este sistema es que su interfaz se puede controlar como si se tratara de una pantalla táctil, pero sin necesidad de tocar nada. BMW lo denomina AirTouch, y permite manipular los diferentes menús y aplicaciones del sistema con movimientos de mano que utilizamos en el día a día. ¿Quieres decir OK? Levanta el pulgar.

Gracias a los servicios de BMW en línea, como el Open Mobility Cloud, el contenido se carga automáticamente en las pantallas tan pronto el conductor entra al vehículo. Si en el camino cargó algún contenido en su teléfono, en automático se carga a las pantallas del auto.

Aunque aún se encuentra en fase de prototipo, el BMW i Vision Future Interaction propone algo no muy lejano a la realidad. El sistema de control de las pantallas con gestos ya se encuentra disponible en un modelo de producción en serie, el BMW Serie 7. La conducción autónoma es el siguiente paso, y BMW podría sorprendernos con más avances de su propuesta en algunos meses.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos