Sigue a

Ben Collins / ex-Stig

Como sabéis, Ben Collins fue durante mucho tiempo The Stig, el probador enmascarado del programa Top Gear. Leo en un periódico australiano un artículo de su puño y letra en el que habla de los coches que menos le gustaron. No, no se refiere al Nissan Leaf, ese le gustó.

La lista está encabezada por el Alfa Romeo 8C Competizione, un superdeportivo italiano con motor V8, que le decepcionó con el comportamiento de la suspensión y de los frenos. Siendo la opinión de un piloto, me parece como mínimo reseñable. Es el único deportivo de la lista.

Mucho menos sorprenderá que no le gustase el Fiat Multipla, el monovolumen de seis plazas que se hacía querer cuando se cerraban los ojos. Se sintió ridículo tras su volante. También va en la lista el Cadillac Escalade, un gran SUV de lujo hecho para Estados Unidos (principalmente).

Sus motivos son comprensibles, lo asociaba a la montura de un narcotraficante (llantas enormes, lunas tintadas y consumo brutal). No se libra de crítica tampoco el Dodge Charger, en su opinión una decepcionante reedición de aquel modelo de los 60 que vimos en Bullitt, justito de motor y con una caja de cambios poco satisfactoria.

Por último se despacha a gusto con el TVR Sagaris, producto inglés. Que si no tenía apertura mecánica de puertas (sino eléctrica), “asiento diseñado por Houdini” (sic) o que cambiar de marcha requiere dislocarse el hombro. Lanzó una puyita para su ex-jefe, Jeremy Clarkson, recordando que él amaba ese coche.

La verdad, me ha sorprendido que el 8C salga en este ranking. Los otros modelos me parecen más comprensibles, pero me cuesta imaginar que no haya probado coches peores o más decepcionantes. La de cosas que podríamos haber sabido si el Stig hubiese estado más parlanchín a lo largo del show británico…

Fuente | The Drive
En Motorpasión | The ex-Stig no se apunta a la cola del paro, volverá a aparecer en Fifth Gear

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

44 comentarios