Sigue a Motorpasión

2012 Chevrolet Camaro ZL1

Ya está aquí el Camaro de serie más potente de la Historia. Su motor 6.2 LSA small block entrega 580 CV de potencia y un par máximo brutal: 754 Nm. Está sobrealimentado por compresor volumétrico de tipo Roots, con una capacidad de 1,9 litros. Entrega 150 CV más que el legendario 1969 Camaro ZL1 7.0.

Chevrolet presume de tener más potencia que el Ferrari 458 Italia, más par que el V12 del Aston Martin DB9 y mejor relación peso/potencia que el Porsche Carrera 911 GTS. Del glamour no dicen nada. Eso sí, es un coche adaptable a la conducción diaria, pero también a los circuitos.

Su equipamiento de serie incluye chucherías como el sistema de inyección de alto rendimiento (para altas cargas G), suspensión magnética variable (Magnetic Ride Control), refrigeración de aceite (heredada del Corvette ZR1), diferencial trasero con intercambiador de calor, control de estabilidad especial, etc.

2012 Chevrolet Camaro ZL1

Detalles técnicos del nuevo Camaro ZL1

El Chevrolet Camaro ZL1 se ofrecerá con dos tipos de transmisión. Por un lado tenemos la caja Tremec TR-6060 “MG9” de seis velocidades, que aguanta un 30% más de par que la del Camaro SS. El embrague es doble, con volante de inercia bimasa y tiene triple sincronizador para cambios más suaves.

Por otro lado, está la Hydra-Matic 6L90, automática de seis velocidades, adaptada para el motoraco que calza. Tiene tres modos de cambio: normal (arranca en segunda), deportivo (arranca en primera y mantiene marchas cortas) y semiautomático. Es el mismo sistema que usan los Mercedes-Benz automáticos modernos.

El control de tracción tiene cinco ajustes diferentes, desde para mojado en carretera, hasta seco para competición, con launch control. Este sistema permite arrasar en carreras de drag, aún siendo un inútil, pues la electrónica regula la fuerza del motor 100 veces por segundo para garantizar la máxima tracción.

2012 Chevrolet Camaro ZL1

La dirección asistida es eléctrica en vez de hidráulica, para que no robe potencia cuando no se está utilizado. Esa solución ya la adoptó el Mustang. En cuanto a la suspensión, tiene partículas metálicas dentro de los fluidos de los amortiguadores, pudiendo cambiar de ajuste rápidamente.

Tiene tres modos: Tour, Sport y Track. El primero es el que se usará para todos los días (salvo quemaos), y el Sport para esos días que nos sentimos más machotes. El modo más duro se recomienda en circuito. Es un sistema de amortiguación variable de tercera generación.

La suspensión se adapta al programa elegido del control de tracción. Por ejemplo, en el modo 4, la suspensión se coloca en modo Sport, y el control de tracción va relajado. En el modo 1, para circular sobre mojado civilizadamente, la suspensión pone su modo más blandito, Tour.

2012 Chevrolet Camaro ZL1

El control de estabilidad y tracción quedan integrados en el Performance Traction Management (PTM), también heredado del Corvette ZR1. Incluye una función autoblocante para frenar la rueda que pierde tracción cuando se acelera fuertemente a la salida de una curva.

Los yankees últimamente presumen de los bajos consumos de sus grandes motores, pero en esta ocasión se callan como meretrices. Pero tampoco nos dan datos de prestaciones para turbarnos más (o al revés). El bloque es de aluminio, el cigüeñal de acero forjado. No tiene inyección directa ni gestión variable de las válvulas.

Tampoco sabemos precios, pero es complicado que llegue a Europa una versión como esta. Tiene 20 CV más de potencia que el Shelby Mustang GT500, el Dodge Challenger SRT8 se queda fuera de la comparativa esta vez. Esto animará aún más las conocidas como pony wars.

Ver galería completa » 2012 Chevrolet Camaro ZL1 (11 fotos)

En Motorpasión | El Chevrolet Camaro ZL1 2012 se deja ver

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios