Síguenos

Audi winter driving experience Audi A5 3.0 TDI quattro

El pasado lunes pude compartir con vosotros la miniprueba del Audi Q3, que tuve ocasión de conocer bastante bien durante el viaje entre Barcelona y Soldeu (en Andorra), a bordo de un TDI en la ida, y luego a bordo de un TFSI en la vuelta. En Soldeu nos esperaba una presentación interesante, la de los cursos de conducción sobre nieve del Audi winter driving experience, que se llevan a cabo en el sector de Soldeu de la macroestación de esquí de Grandvalira.

Tal vez el nombre os suene, ya que Audi lleva más de 30 años con su escuela de conducción Audi driving experience, algo menos en España (desde 1994). De hecho de una de estas experiencias, pero sobre asfalto, en el Circuito de Jerez, Motorpasión pudo contaros algo hace ya unos años.

El curso de invierno (el winter training que dicen en Audi) consiste en practicar sobre las superficies más exigentes y delicadas a las que se puede enfrentar un conductor: la nieve y el hielo. Uno de los principales objetivos del curso es entender las reacciones que el coche tendrá y asimilar varios conceptos que nos aportarán mayor seguridad al volante.

Audi winter driving experience Audi TT 2.0 TFSI 200 CV quattro

Constante derrapaje

Lo primero a lo que tiene que adaptarse el conductor es a conducir en constante derrapaje. Es lo que tiene la nieve y el hielo, el coche se va a ir a nada que des un poco de gas, o pises un poco de más el freno. Instintivamente uno tiende a evitar el derrapaje y el deslizamiento en cuando lo nota, aminorando la marcha, no tocando ningún pedal, y cruzando los dedos para que el coche se pare sin llevarse nada por delante.

En el curso intentan que el conductor no se asuste, y se acostumbre a que el derrapaje puede producirse y se producirá, pero que puede controlarlo y hacer que el coche vaya hacia donde tiene que ir. Claro, para ello también hay que entrenar un poco.

Y no se puede obviar que también hay que tener un poco de ayuda tecnológica: conducir un coche con tracción integral permanente en las cuatro ruedas y sobre todo montar los neumáticos adecuados, marcan la diferencia entre poder conducir sobre nieve, incluso muy rápido si se es piloto, o no poder conducir.

Audi winter driving experience llegando a Soldeu 02

Tracción quattro de Audi

Un coche con sistema de tracción integral permite hacer cosas que costaría creer si uno no lo ve, o incluso si no lo comprueba en persona. Tengo que reconocer que la nieve siempre me ha gustado y conducir sobre nieve en este curso me ha parecido muy entretenido y emocionante: porque era en un circuito y los coches estaban preparados. Por la carretera y con “mi cochecito” la prudencia manda.

En el viaje desde Barcelona a Soldeu, el navegador GPS del Audi Q3 nos llevó por Francia, a través de Puigcerdá hacia Pas de la Casa. Cuando ya estábamos casi llegando a nuestro destino tuvimos que elegir: o pagar el peaje y atravesar la montaña por el túnel d’Envalira, o subir el puerto.

Mi compañero de viaje y yo no teníamos muchas ganas de pagar peaje, ni tampoco nos motivaba mucho el túnel. Hacía un precioso día soleado y todavía había luz, así que nos decidimos a subir (y bajar) el puerto. Llevábamos un todocamino con tracción integral, así que íbamos bastante confiados de que podríamos pasar sin problemas. En el peor de los casos había un juego de cadenas textiles en el maletero, por si la cosa se ponía muy fea.

Audi winter driving experience llegando a Soldeu 01

El neumático, ese “gran desconocido”

La verdad es que había algo de nieve en la calzada, y más cuanto más subíamos el puerto. No era un espesor excesivo, pero en algunos momentos, sobre todo en las zonas en umbría, estaba helada, y las ruedas no daban más de sí. Aquí está el quid de la cuestión, las ruedas.

El Audi Q3 tenía tracción quattro, pero los neumáticos eran de verano, es decir unos neumáticos de los usuales en España, para circular por asfalto, ir rápido por autovía y no consumir demasiado. No eran neumáticos de invierno, no eran neumáticos para la nieve.

Aprovechando al máximo la tracción integral y conduciendo muy despacio y con mucho cuidado, pudimos pasar el puerto sin vernos obligados a poner cadenas, pero eso sí, no sin que se fuera un poco el coche en alguna ocasión. Con unos neumáticos de invierno hubiéramos pasado muchísimo mejor.

Audi winter driving experience Neumáticos de invierno

Y esto de los neumáticos no sabéis cómo se nota. Durante el curso todos los coches llevaban este tipo de neumático, neumático de invierno, para nieve y temperaturas inferiores a 7ºC. En España tenemos un clima bastante cálido y salvo algunas zonas frías del interior de la meseta o zonas de montaña, muy pocas veces nos damos cuenta de la necesidad y utilidad de este tipo de neumático.

Los aficionados a la Fórmula 1 estaréis hartos de oír lo de los compuestos que se eligen para tal carrera. Pues de eso trata el neumático de invierno, no solo del dibujo, sino del compuesto adecuado para funcionar bien con temperaturas muy frías y seguir dando adherencia.

Mucha nieve y bastantes caballos

El curso del Audi winter driving experience se imparte por instructores con sobrada experiencia en el medio y dirigidos por el instructor jefe Nacho Pérez. Todo lo que hay que hacer es seguir a pies juntillas lo que te indiquen por radio, cuando te digan acelera, aceleras, y cuando te digan frena, frenas.

Audi winter driving experience circuito de Grandvalira Soldeu

Fueron tres los modelos para conducir durante el curso, con casi tantos caballos como nieve había en la pista:

  • Audi A3, quattro, 2.0 TFSI de 200 CV, S tronic. En versiones de tres puertas y Sportback.
  • Audi TT, quattro, 2.0 TFSI 200 CV, S tronic. Algo más rápido que el A3, de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos.
  • Audi A5, quattro, 3.0 TDI 245 CV, S tronic. El más potente, el de más par motor (500 Nm), el más rápido (de 0 a 100 km/h en 5,8 s) y también el más pesado.

Las pruebas

Antes de subirse a los coches una pequeña clase teórica nos recuerda unos cuantos conceptos físicos que van a afectar inexorablemente al coche: acelerar y frenar introducen inestabilidad en el sistema, las fuerzas actuarán siempre y la adherencia entre el neumático y el suelo (la cual tiene un límite) será la que evite que acabemos estampados contra algo.

Audi winter driving experience Soldeu slalom

En el curso se busca entrenar la anticipación y suavidad al volante del conductor, siempre mirando muy adelantado y siempre girando el volante con cuidado, reconociendo las reacciones del coche. Es también muy importante tener tacto con el acelerador y utilizar puntualmente también el freno.

  • Slalom: aquí la finalidad es conducir con un derrapaje controlado que nos ayude a que el coche gire lo suficiente para trazar el slalom. Girar el volante lo justo y acelerar con decisión durante un instante son la clave.
  • Balanceo y contrabalanceo: este ejercicio es un paso más allá del slalom, ahora hay que trazar curvas, incluso de 180 grados, aprovechándonos del derrapaje del coche.
  • Ascenso de rampa: subir una rampa de fuerte pendiente y totalmente cubierta de nieve se antoja bastante complicado, tanto como para tener que pisar a fondo el acelerador de un coche con 245 CV. La tracción integral permanente, toda la electrónica del coche (incluido el control de tracción y de estabilidad) y por supuesto los neumáticos adecuados, hacen que el coche suba, aunque parezca imposible. Descender después la rampa frenando con cuidado, y con la ayuda del ABS, también tiene su aquel.
  • Vuelta completa al circuito: completadas las tres pruebas se pone en práctica todo lo aprendido dando varias vueltas completas al circuito.

Audi winter driving experience Soldeu rampa

Para terminar, y entender bien las diferencias entre conductor y piloto, dar tres vueltas al circuito siendo acompañante a bordo de un Audi A5, pilotado por Nacho Pérez a todo lo que da el coche, levantando con las ruedas dos metros de nieve en polvo: no tiene precio.

En principio hasta el 8 de abril, siempre que siga habiendo nieve, cualquier persona puede apuntarse a uno de estos cursos en Soldeu. Son de media jornada, mañana o tarde, con clase teórica y después unas tres horas de prácticas. Para los clientes de Audi cuestan 295 euros, para los no clientes 425 euros. Si no me equivoco en el precio se incluye también una comida y dos jornadas de ski.

Personalmente tengo que reconocer que he cambiado de opinión con respecto a vivir en un país con mucha nieve como por ejemplo Finlandia, o uno parecido. El invierno tiene que ser bastante divertido (al menos si tienes un coche preparado para la nieve).

Ver galeria completa » Audi winter driving experience (8 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Vídeo | YouTube (Audi)
En Motorpasión | ¿Qué tal van los neumáticos de invierno?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios