Compartir
Publicidad

Un ciclista graba en vídeo cómo le embiste un coche al tomar un desvío a alta velocidad

Un ciclista graba en vídeo cómo le embiste un coche al tomar un desvío a alta velocidad
158 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por desgracia es bastante habitual que nos echemos las manos a la cabeza mientras circulamos por carretera, pero pocas veces una maniobra temeraria queda grabada. El último caso de irresponsabilidad extrema y temeridad al volante lo hemos encontrado en Balaguer, Lleida, donde un ciclista ha grabado, durante su entrenamiento, cómo casi le arrolla un coche que pretendía salir a toda costa por un desvío.

A la espera de que se confirme la identidad del conductor

El ciclista, que grababa su recorrido, circulaba por esta carretera cuando un Peugeot 307 gris le pasa, literalmente, rozando, para meterse en el desvío. De hecho el sonido de un golpe parece evidenciar que golpea la bici con el espejo retrovisor derecho. Tras el susto, no sabemos cómo, acierta a pronunciar "la madre que le parió" y parece que intenta seguir al vehículo, que no hace amago alguno de reducir la marcha.

Los Mossos han abierto una investigación para identificar al conductor de esta peligrosa maniobra, pero los usuarios Twitter se han movilizado para dar con la matrícula, que resulta bastante borrosa dada la velocidad.

Según un escueto texto publicado en la página web de Telecinco, se afirma que el conductor del coche es un anciano de 85 años que, tras la maniobra, paró el coche unos metros más adelante, declarando que no había visto al ciclista. Sin embargo aún no hay confirmación oficial.

En septiembre del año pasado otro vídeo que se volvió viral mostraba a un pelotón de ocho ciclistas circular en paralelo al arcén, ocupando éste y la totalidad de una calzada de sentido único. El texto que acompañaba la grabación "¿De dónde saco el metro y medio para adelantarlos?" reabrió un debate eterno acerca de la normativa del Reglamento General de Circulación.

La normativa dice que hay que dejar un mínimo 1,5 metros de separación lateral, invadiendo parcial o totalmente carril contiguo, y se permite adelantar incluso donde no está permitido el adelantamiento (como una línea continua) a condición de no poner en riesgo a nadie.

Los datos de la DGT revelan que más de 400 ciclistas fallecieron en la última década en las carreteras españolas (solo en vías interubanas): 372 de 2008 a 2015, y solo el año pasado 44 ciclistas dejaron de pedalear para siempre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio