Compartir
Publicidad

La última de Pere Navarro: que todos los coches se atengan automáticamente a los límites de velocidad

La última de Pere Navarro: que todos los coches se atengan automáticamente a los límites de velocidad
64 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pere Navarro lleva alrededor de tres meses al frente de la DGT y ya ha propuesto introducir tantas novedades para reducir la tasa de siniestralidad en carretera que merece la pena hacer un recorrido por todas ellas. La última propuesta del director general de Tráfico es que los coches incorporen obligatoriamente un sistema de control de velocidad inteligente.

Un sistema aún imperfecto

Durante unas jornadas sobre seguridad vial, desde la Fundación Mapfre han asegurado que la obligatoriedad de los sistemas de control inteligente de la velocidad ayudaría a salvar 400 vidas al año. Y Pere Navarro ha apoyado esta iniciativa: "en seguridad vial el punto estratégico es la velocidad ya que está detrás de los accidentes y cuanto mayor sea, más graves son los siniestros", ha dicho.

Según ha explicado el director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Jesús Monclús, lo que proponen que sea obligatorio es un sistema que no solo ajuste la velocidad a la legal y evite saltarse la distancia de seguridad, sino que previamente lea las señales de tráfico.

El director de la DGT cree que la tecnología puede ser una gran herramienta para controlar la velocidad y que "quizá este sistema de asistente inteligente sea el salto adelante más importante desde el airbag". Por su parte, el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, que también ha participado en las jornadas, sigue la línea de Navarro y defiende los beneficios del asistente de velocidad inteligente como uno de los más eficaces para salvar vidas.

También ha cuestionado el hecho de que se permita superar en 20 km/h la velocidad máxima en las carreteras convencionales a la hora de adelantar a otros vehículos, algo que ha tachado de "peculiar".

Este tipo de asistente a la conducción o control de velocidad crucero inteligente actúa automáticamente para ajustar la velocidad programada y es cada vez más habitual en los vehículos (Tesla, Lexus, Mercedes-Benz, Kia), sin embargo, aún ha de ser perfeccionado. El problema de estos lectores de señales es que en ocasiones detectan una señal paralela y consideran, por ejemplo, que la velocidad en una autopista es de 60 km/h.

Otro de los problemas es que puedes acabar saliendo de una autovía a trompicones al pasar por señales de deceleración; el sistema lee una señal de 90 km/h, después otra de 70, de 50, y el proceso acaba siendo algo brusco además de lo que implica con el resto de vehículos que el sistema frene automáticamente por un cambio de límite. Y es que atenerse automáticamente a los límites de velocidad también tiene sus inconvenientes.

Algunos fabricantes usan una base de datos de límites de velocidad asociada a un mapa y la posición GPS del coche en vez de usar una cámara de reconocimiento de señales de tráfico, lo cual mejora ese aspecto, pero no se actualiza con los cambios que pueda haber de un mes para otro ni de los límites variables.

Por cada declaración, una nueva propuesta

Pere Navarro

Pere Navarro, impulsor del carnet por puntos, tiene sobre la mesa -y en el aire- unas cuantas propuestas que han resultado un revulsivo. Veamos algunas de ellas.

Reducir los límites de velocidad en carreteras secundarias

Una de las reivindicaciones históricas de Navarro es la de reducir los límites de velocidad. Ocupó el cargo entre 2004 y 2012, y nada más volver a su antiguo despacho en el verano de 2018 propuso reducir los límites de velocidad "20 o 30 km/h en carreteras secundarias". También ha atribuido el aumento de muertes en carretera al recorte de agentes de tráfico.

El director de la DGT puso recientemente a Francia como ejemplo perfecto, y es que el país galo puso en vigor el 1 de julio el nuevo límite de velocidad, que rebaja de 90 km/h a 80 km/h la velocidad en las carreteras nacionales y regionales de doble sentido sin separador central. En solo un mes se duplicaron los coches cazados por radares en comparación al mismo periodo que el año anterior.

Aumentar el número de radares

Francia también ha servido como ejemplo para defender que es necesario un aumento del número de radares. Según expuso, en Francia hay 4.000 radares que controlan este factor, en Reino Unido hay 7.200 mientras que España cuenta con 900 de estos aparatos.

"Miremos el comparativo de radares por habitante y veremos que hay que incrementar las radares si queremos avanzar en seguridad vial", dijo.

Modificar el carnet por puntos

Otra importante pata de la mesa en el plan para reducir las muertes en carretera es la de modificar el carnet por puntos para sancionar de forma más dura el uso del teléfono móvil al volante, pero no ha explicado cómo.

Para atajar este problema también ha propuesto sean las compañías telefónicas las que contribuyan a mejorar la seguridad vial, de forma que generalicen en los dispositivos el 'modo coche' al igual que existe el 'modo avión', y que contribuyan a las campañas de sensibilización.

Recordemos que el importe de una multa de tráfico por una infracción de este tipo asciende aproximadamente a los 200 euros y conlleva la retirada de tres puntos.

Rediseñar las vías

Recientemente también se ha hablado de rediseñar las vías, como puede ser idear carreteras de tres carriles para eliminar el riesgo de impacto frontal. Esto se quiere conseguir mediante una línea pintada de separación entre ambas, la reducción del ancho de la vía o incluso un enrejado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio