Compartir
Publicidad
Publicidad

Carlos Sainz y Luis Moya ya entrenan a los mandos del nuevo Porsche 911

Carlos Sainz y Luis Moya ya entrenan a los mandos del nuevo Porsche 911
Guardar
19 Comentarios
Publicidad

La pareja más mítica del mundo del automovilismo español e incluso del deporte español en general, se volverán a subir a un coche de carreras desde mañana para disputar juntos un rallye. Hablamos como no de Carlos Sainz y Luis Moya, que participarán en el Rally de España Histórico, prueba puntuable para el Campeonato de Europa.

Previamente a la prueba, Sainz y Moya han estado entrenando el Rallye, que saldrá mañana desde el Palacio Real de Madrid y discurrirá por las carreteras de los alrededores de Ávila, a los mandos del nuevo Porsche 911 que les ha cedido el Centro Porsche Madrid Norte como patrocinador del equipo.

Como es lógico no correrán el rallye con el nuevo Porsche 911 que veis en la foto, sino que lo harán con un impresionante Porsche 911 SC grupo 4 de 1981 preparado en Francia por el equipo SMG. Lleva un motor bóxer 3.0 que entrega 330 caballos de potencia para un peso de solo 975 kilos.

El Porsche 911 SC también incorpora una caja de cambios de relación cerrada y dispone de diferencial autoblocante y frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas.

Carlos Sainz es un fan de la marca Porsche de toda la vida, tanto que con el dinero que ganó con sus primeros contratos se compró un Porsche 911 y desde entonces ha sido fiel al modelo de Stuttgart. Todavía recuerdo una de las primeras veces que lo vi conduciendo por Madrid, iba a los mandos de un Porsche 911 Turbo de color gris realmente espectacular.

Además Sainz añade que “ha sido un vehículo que ha dejado huella y que era de los que ganaban en España durante esos años de mis comienzos, en manos de pilotos de la talla de Antonio Zanini o Beny Fernández. Fueron coches muy espectaculares y, sin duda, de los que más he admirado”.

Por su parte Luis Moya, que lleva doce años inactivo y seis años sin montar con Carlos Sainz ha admitido que le ha costado mucho no marearse, y que ha tenido que tomarse más de una Biodramina mientras entrenaban a los mandos del nuevo Porsche 911. Curioso este dato, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que han pasado juntos dentro de un coche.

Esta será una de las oportunidades más esperadas de volver a ver a dos mitos de nuestro deporte, a dos mitos del mundo de los rallyes juntos a los mandos de lo que mejor saben hacer, correr.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos