Compartir
Publicidad

24 horas de Le Mans 2013: Nueva victoria de Audi con Toyota más cerca de lo esperado

24 horas de Le Mans 2013: Nueva victoria de Audi con Toyota más cerca de lo esperado
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El viernes, en la rueda de prensa previa a las 24 horas de Le Mans, Yoshuaki Kinoshita, máximo responsable de Toyota Motorsport, comentaba que para ellos acabar la carrera era su objetivo a corto plazo. El "fracaso" del año pasado les había hecho ser más humildes aunque el mensaje cambiaba rápidamente. Los primeros compases de la gran cita del año, comenzaba siendo una lucha de tu a tu entre Audi y Toyota aunque la carrera no tardaba en teñirse de luto.

Allan Simonsen perdía el control de su Aston Martin V8 Vantage GTE a la salida de Tertre Rouge y se empotraba contra los guardarrailes teniendo el peor de los resultados posibles. El piloto danés se convertía en el primer piloto fallecido en el trazado de La Sarthe, un trazado que todo sea dicho de paso, se ha llevado por delante la vida de 21 pilotos. Aston Martin, decidía tomar la decisión de retirar sus cuatro coches restantes como símbolo de respeto aunque por petición expresa de la familia de Simonsen continuaban en carrera.

Le Mans

El accidente provocaba la salida del safety-car, una de las palabras más repetidas a lo largo de la carrera ya que el coche de seguridad llegó a aparecer en pista hasta en 12 ocasiones, sumando un tiempo en pista de más de seis horas. Ambas cifras, un récord para las 24 horas de Le Mans. Buena parte de la culpa lo tuvo el clima ya que la lluvia estuvo presente durante toda la prueba. Llovía, dejaba de llover, jarreaba...En resumen la "situación ideal" para los equipos que tuvieron que jugar con las gomas durante toda la prueba y que provocaba muchos problemas a los pilotos.

La lluvia se convertía en la aliada de Audi y de sus Audi R18 e-tron quattro y hacía que la segunda unidad, la de Mr Le Mans, Tom Kristensen, se ponía líder, posición que ya no dejaría hasta la bandera a cuadros. Los otros dos Audi sucumbían con problemas antes de llegar la noche. La unidad de Marc Gené sufría un pinchazo mientras que la de los campeones tenía un problema con el alternador que lo sacaba de la lucha.

Con un Audi en cabeza, Toyota ponía a sus dos coches en modo caza y captura. Se acercaban pero Audi conseguía mantener la distancia. Las horas pasaban y Toyota veía como no se acercaba y lo que es peor, su doblete en el podio se veía comprometido por el ataque del Audi, el #3, que llegado el día se colocaba en tercera posición.

Audi

En cuanto a los otros dos españoles presentes, Lucas Ordóñez coqueteó con el podio en LMP2 durante buena parte de la carrera e incluso parecía que el tercer escalón estaba en sus manos. Pero con las dos primeras posiciones sólidamente en manos de los coches de Oak Racing, la tercera posición caída finalmente en el Morgan-Nissan de Bertrand Baguette, Martin Plowman y Ricardo Gonzalez. Sea como fuere, la cuarta posición del equipo formado por Ordóñez, Michael Krumm, y por otro ganador de la GT Academy, Jann Mardenborough es un éxito sin precedentes.

Por su parte, Antonio García también era cuarto en GTE Pro, lastrado por un vetusto Corvette C6-R que ve como sus rivales han presentado nuevos, y competitivos modelos. Ser cuartos ante los tres Aston Martin V8 Vantage, dos Porsche 911 GT3 RSR y los varios Ferrari 458 Italia quizás sea mucho pero salvo en la clasificación absoluta, nadie se acuerda del podio de las categorías "pequeñas". Ahí sólo cuenta la victoria y en 2013 fue a parar a manos de Porsche. Una victoria que se completó gracias al doblete y que sirve de regalo perfecto para el 50 aniversario del 911. Eso sí, la categoría nos regaló la batalla más cerrada en la que Aston Martin perdió la victoria a menos de una hora del final.

Más información en Motorpasión F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio