Los SUV premium compactos reclaman su liderazgo en la transición eléctrica

Los SUV premium compactos reclaman su liderazgo en la transición eléctrica
Sin comentarios

Hoy en día pocos dudan de que el futuro de la movilidad pasa por el coche eléctrico, y la pregunta ya no es “cuándo” se producirá el cambio, pues ya sentimos que estamos en plena transición. Dentro de la carrera de fondo que es la adopción de las tecnologías más limpias por parte del gran público, existen varias estrategias: subvenciones a la compra, planes de movilidad, ampliación de la red de puntos de recarga…

Los fabricantes también tienen mucho que decir en esta labor, lanzando un cada vez mayor número de modelos electrificados, tanto eléctricos puros (BEV) como híbridos (HEV y PHEV). Por supuesto, apuestan por ello en los segmentos con más aceptación entre los compradores, donde el coche eléctrico tiene más posibilidades de crecer y consolidarse. Para ilustrarlo, vamos a tomar el ejemplo del Volvo XC40 Recharge (en sus versiones híbrida enchufable y eléctrica) y conocer la importancia de este superventas en esta transición.

El éxito de los SUV compactos

Full Version Xc40 Bev Hero 424504

Ya sabemos que 2020 ha sido un año muy complicado para el sector de la automoción, con las ventas muy afectadas por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, estos meses han servido para afianzar el reinado de la categoría SUV, que se ha mostrado especialmente resistente a la caída generalizada de las ventas. Si en 2020 veíamos que los todocaminos alcanzaban una cuota del mercado español del 51 %, en 2021 hemos visto cómo arrancaba el año alcanzando el 44 % de la cuota del mercado europeo.

Como era de esperar, el éxito de ventas y la cada vez mayor competencia han derivado en una ampliación de la categoría en varios segmentos: compactos, urbanos, familiares… Precisamente, hemos podido ver que los SUV compactos o C-SUV han liderado las ventas durante 2019 y 2020, alcanzando una cuota de mercado del 26,1 %. No en vano, los utilitarios compactos son los únicos que aguantan el tirón de la todopoderosa categoría SUV con un honroso segundo puesto del 19,5 %.

Los C-SUV o SUV compactos (mal llamados “medianos”), suelen tener unas dimensiones similares a sus homólogos utilitarios, en torno a los 4,4 metros de largo (los Volvo XC40 miden 4,425 m). En muchos casos, son simples versiones “altas” de modelos compactos ya existentes, aunque no es el caso del XC40 Recharge, que ha sido diseñado desde cero partiendo de la plataforma modular compacta CMA de Volvo Cars.

Los motivos del éxito de la categoría SUV en general, y de la C-SUV en particular, ya los sabemos en buena medida: interiores más espaciosos, mayor altura del chasis, diseños más deportivos…  Valores más alineados con el estilo de vida al que aspiramos actualmente: si antes las emociones dependían de la velocidad alcanzada, ahora se miden por el concepto de libertad, confort y seguridad. Es algo además que ha encandilado por igual a hombres y mujeres (el XC40 fue European Car of the Year y Women´s World Car Of The Year).

El tirón de las marcas premium durante la pandemia

Volvo Xc40 Suv Compacto Premium 06

Otro de los motivos del éxito de la categoría SUV es conferir una imagen de mayor estatus. Si antes veíamos figuras públicas paseándose en lujosos deportivos, ahora los descubrimos saliendo de exclusivos SUV que les proporcionan mayor comodidad y privacidad. Y claro, tener nuestro propio SUV nos hace sentirnos un poco como ellos. Los fabricantes premium como Volvo Cars han sabido responder a esas aspiraciones en los compradores, lanzando modelos SUV que conservan todas sus señas de identidad y potencian esa sensación de exclusividad. No en vano, el XC40 es el modelo más vendido del fabricante sueco.

No es algo casual. Durante los meses de pandemia hemos podido ver que las marcas más icónicas y con una identidad más marcada han ganado cuota de mercado con respecto a las generalistas. Mucho ha tenido que ver la mayor fidelización de los clientes de estas marcas, pero también lo que llaman brand awareness, la presencia de la marca en la mente de los compradores potenciales.

Son rasgos, además, que han sido determinantes en las compras en un periodo en el cual la mayor parte de las consultas y gestiones se han hecho de forma online. Aquí también han contado con ventaja aquellos fabricantes que han digitalizado sus procesos comerciales. Volvo Cars en este sentido ha adaptado su web a modo de concesionario online y permite elegir y configurar el modelo que más se ajuste a nuestras necesidades para recibirlo en casa y poder probarlo.

En este fenómeno ha sido fundamental la capacidad de diferenciación de las marcas premium, demostrando su valor añadido sobre el resto. Por ejemplo, si buscamos seguridad, sin duda, Volvo Cars es una de las marcas que se nos vienen a la cabeza. Sus vehículos han llevado en primicia los mejores sistemas, algo que cobra todo su sentido en el segmento de los SUV premium. En los Volvo XC40, les ha servido para obtener la puntuación de 5 estrellas en las pruebas del Euro NCAP y la calificación Top Safety Pick Plus estadounidense (el XC40 Recharge Eléctrico Puro) este mismo año.

La importancia de los SUV compactos premium

Los fabricantes premium, por su condición de líderes en innovación, también han podido ofrecernos las mejores prestaciones de motorización eléctrica disponibles en cada momento. Modelos electrificados (tanto híbridos como puros) ha habido muchos en el mercado, pero han sido pocos los que nos ofrecían algo más que “circular sin emisiones”. Solo los mejores han sabido proporcionarnos niveles de autonomía suficientes para salir a carretera, tiempos de carga asumibles en un viaje o altos niveles de potencia y tracción para ir sobrados fuera del asfalto.

Y era importante que estas altas prestaciones estuvieran disponibles en las categorías más atractivas del momento, en este caso los SUV compactos, para popularizarlas entre el público cuanto antes. En Volvo Cars no dudaron en que el primer modelo que tuviera una versión cien por cien eléctrica fuese su superventas, el XC40 Recharge Eléctrico Puro. Y ha llegado con lo mejor que el fabricante sueco nos proporciona actualmente: autonomía de hasta 418 km. (con los neumáticos específicamente diseñados Recharge All-Season), recarga al 80 % en 40 minutos con carga rápida y 408 CV de potencia.

El uso de la plataforma modular CMA de Volvo Cars ha permitido contar con tracción total, colocando un motor de 150 kW en cada uno de sus ejes. Y situar sus baterías en la mejor posición para asegurar la estabilidad del vehículo y no restar en exceso la capacidad del habitáculo y el maletero. Y todo ello sin renunciar al confort y la exclusividad de las que hacen gala los vehículos premium.

Volvo Xc40 Suv Compacto Premium 14

Este liderazgo en la transición eléctrica se hace imprescindible a la luz de los compromisos que los distintos países están acordando para la descarbonización de su tráfico rodado. En Europa, naciones como Reino Unido, Países Bajos o Suecia quieren terminar con la venta de vehículos térmicos en 2030, y otros como Noruega quieren ir más allá y prohibir su circulación para esa fecha. En Asia, China se ha marcado como año de prohibición el 2035, y estará acompañado de otros mercados de importancia como Japón, Corea del Sur o India.

El híbrido enchufable como paso intermedio en la transición eléctrica

Antes aún, no pocas ciudades se han comprometido antes de esa fecha a expulsar los vehículos térmicos de sus calles. En España, conocemos sobre todo los casos de Madrid y Barcelona, pero la recientemente aprobada Ley de Cambio Climático involucrará al resto del país. Todos los municipios de más de 50.000 habitantes estarán obligados a establecer en 2023 zonas de bajas emisiones, con la circulación restringida a los modelos más contaminantes.

Ante esta situación, los híbridos enchufables suponen un excelente paso intermedio en esa transición hacia la movilidad eléctrica. Permiten tener en el día a día en la ciudad una experiencia similar a lo que será tener un eléctrico puro. Pero también garantizan la autonomía de un motor térmico a la hora de afrontar largos trayectos, el punto que más dudas genera entre los compradores. Como ya hemos visto en otros artículos, más de la mitad de los conductores (52 %) apuestan ya por un híbrido eléctrico.

Hero Volvo Moment 424804 Uk

Nuevamente, será fundamental que los fabricantes apuesten por versiones híbridas enchufables de sus modelos más populares. De esta forma, habrá una mayor predisposición por parte de los compradores y se acelerará la transición eléctrica. En el caso de Volvo Cars, el fabricante sueco ya ofrece versiones híbridas enchufables (PHEV) en toda su gama, incluido su SUV premium compacto. El XC40 Recharge híbrido enchufable se presenta en dos versiones T4 y T5 con una potencia combinada de 211 CV y 262 CV respectivamente, y una autonomía eléctrica de hasta 46 km.

Estamos en pleno proceso de cambio hacia un futuro que, sin duda, es eléctrico y por el que están apostando sin ambages los fabricantes premium en sus propuestas más demandadas.

Inicio