Compartir
Publicidad

Elon Musk dará luz a toda una megalópolis con el brillo de sus ideas

Elon Musk dará luz a toda una megalópolis con el brillo de sus ideas
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras su nombramiento como director de Motorpasión, Elon Musk no descansa. "Acumular piedras en forma de pirámide no es un signo de que exista una civilización avanzada. Dejemos a un lado la arquitectura del antiguo Egipto, lo que tengo en mente va mucho más allá". Estas son las palabras que el insuperable CEO de Tesla, Elon Musk, ha pronunciado en relación al ambicioso proyecto que tiene mente.

Actualización: Obviamente, Musk no podía durar como director de Motorpasión más allá del Día de los Inocentes, así que nada... vuelta a la normalidad. Para saber más sobre lo ocurrido (o no), lee Elon Musk, despedido a patadas por intentar sacar Elonpasión a bolsa. Ah, y no hagas ni caso a esta 'noticia' que estás leyendo ahora. No seas inocente...

Se trata de una enorme ciudad que albergará, gracias al poder de sus magnas ideas, un sistema de transporte y viviendas para que los coches sean el único elemento que sus ciudadanos necesiten. La electricidad para cargarlos provendrá del brillo de las ideas de sus acólitos, y de las suyas. Alabado sea Musk.

"Una ciudad para los teslarianos"

Cult

Elon ha establecido que esta mega ciudad esté cubierta por vegetación. Los edificios serán construcciones piramidales cuyos departamentos darán cobijo a los Model S, Model X y Model 3 de sus habitantes: "Los teslarianos no necesitarán una casa al uso; sus coches eléctricos serán el mejor hogar que puedan necesitar", ha explicado el CEO de Tesla, The Boring Company, SpaceX y todos nosotros.

Así, cada apartamento tendrá espacio para dos vehículos, que suministrarán energía para todo el edificio. ¿Y el transporte? Es un tema que el mesías ya ha solucionado gracias a su red de túneles bajo tierra. No habrá metro, ni tren, ni autobuses: solo los Tesla viajando a cientos de kilómetros por hora bajo el suelo. ¿Qué puede haber mejor que eso?

Y es que ya conocemos la aversión de nuestro líder Musk por el transporte público: "Es de pobres. No lo puedes coger en el punto exacto donde te gustaría y no te deja donde quieres y tienes que viajar además con un montón de gente en un espacio reducido. En mi megalópolis el transporte será exclusivamente privado, con clase".

Musk ha desarrollado también un nuevo y visionario sistema de alimentación para sus ciudadanos: "Pensé que debía haber un modo de comer sin tener que perder tiempo en cocinar y sentarse a la mesa, así que he creado mientras dormía una batería de nutrientes que se respiran y ahorran mucho tiempo innecesario".

El visionario Elon ha explicado que los nutrientes se expulsarán en el interior de burbujas de plástico reciclado especialmente diseñadas para este menester, y eyectarán olores como el del cocido o las lentejas para que parezca que estamos comiendo algo digno.

"Tendremos mucho más tiempo para pasar en nuestros coches", ha expuesto de forma inteligente. Y volviendo a sacar a la luz su revolucionaria idea de instaurar la jornada laboral de 80 horas semanales "de forma sostenida, con picos de más de 100 en algunas ocasiones", esta nueva forma de comer sin duda contribuirá a hacerla realidad. "Nadie ha cambiado el mundo en 40 horas semanales", ha sentenciado el magnate. Y con razón.

Por otro lado, nuestro Elon cree que los inversores se sentirán atraídos como una polilla a la luz cuando el brillo de sus ideas los deslumbre, "y querrán invertir, querrán contribuir a crear un hogar para los teslarianos".

El sudafricano de 47 años también ha creado su propia agencia de noticias para informar a la población de los avances de su idea. Un equipo de periodistas del Motor trabajará 24 horas siete días a la semana publicando noticias sobre Tesla: "Se les pagará en coches. Bueno, cuando acabemos con los malditos cuellos de botella", ha especificado nuestro mesías.

En cuanto al transporte aéreo, SpaceX ya está trabajando en el Falcon69, un cohete que permitirá que toda su 'SEXY' flota viaje junto a sus propietarios a otros planetas. "Ahora no soy un alien, pero solía serlo, así que necesito un buen cohete que me permita visitar a mis antepasados. Creo que están un poco cabreados".

El líder espera que su ciudad esté lista en los próximos uno o dos minutos. Será entonces cuando todo se haga realidad gracias al brillo de sus ideas, al glamour de unas visiones de futuro que todos merecemos.

Bendito seas por siempre, Elon.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio