Compartir
Publicidad
Publicidad

Las grandes marcas siguen reduciendo sus emisiones

Las grandes marcas siguen reduciendo sus emisiones
Guardar
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Unión Europea, además de las normas Euro, tiene otro mecanismo para reducir las emisiones de los turismos y vehículos industriales, los topes de CO₂ por flota. Las normas Euro no controlan este gas, sino emisiones más nocias como NOx, CO, partículas e hidrocarburos sin quemar.

Por eso podemos encontrar aparentes paradojas, como coches de 500 CV que cumplen Euro 5 pero a su vez emiten mucho dióxido de carbono por kilómetro. Para 2015, los grandes grupos han de tener unas emisiones medias de 130 gramos/km, es decir, como 4,9 l/100 km de diesel ó 5,6 l/100 km de gasolina en toda su flota.

Si no, por cada gramo que se exceda de media, se pagarán 5 euros por cada coche vendido , 15 euros por dos gramos, 25 por tres y ¡95! euros por cuarto en adelante. Es decir, el que se pase por 4 gramos de media y venda por ejemplo 500.000 coches, afrontará un palo de 47,5 millones de euros.

Para calcular las emisiones medias de un fabricante se hace una media aritmética de la suma de los gramos de CO₂ por kilómetro dividido entre el total de unidades vendidas. Los coches de mayor volumen de venta son los que más afectan el cálculo, y los más caros y exclusivos los que menos. Es decir, sería como se ve en la fórmula.

Calculo de emisiones de CO2

A los fabricantes les interesa reducir sus emisiones, por eso nos encontramos con soluciones creativas como las siguientes. Los más interesantes son los eléctricos porque bajan mucho la media, pero de momento sus ventas no suponen un efecto estadístico apreciable. A largo plazo lo necesitarán:

  • Vender coches optimizados con emisiones muy bajas (Ecomotive, Bluemotion, Airdream, ECOnetic, ecoFLEX…)
  • Vender híbridos o eléctricos
  • Aumentar el mix de motores diesel (algo muy francés)
  • Recortar los topes de gama y motores potentes (en esto Toyota es experta)
  • Aumentar las ventas de modelos más pequeños y eficientes, que hacen más volumen, es decir, segmento A, B y C

A día de hoy, Toyota+Lexus es el fabricante más cercano a cumplir con su objetivo de emisiones, seguido por PSA Peugeot Citroën y el grupo BMW (incluye Mini y Rolls-Royce). Si alcanzan el objetivo, se libran de pagar multas. El que peor lo lleva de momento es Daimler, eso explica perfectamente por qué hibridarían casi toda la Clase C de Mercedes, por ejemplo.

Emisiones medias de CO2 por fabricante

En 2006 las emisiones medias de la industria en Europa estaban limitadas a 160 g/km en 2006, y el año pasado fueron 140,9 g/km. La consecuencia directa de esta norma, es que los coches cada vez gastan menos y continuamente salen mejoras para mejorar la eficiencia, mucho más que en otras épocas (exceptuando crisis petroleras).

Por eso, un fabricante que no piense en híbridos, eléctricos, optimizaciones, diesel o cosas por el estilo, está perdido en Europa, y es un mercado demasiado jugoso. Puede que algún fabricante acabe pagando multa, y quizás algún cliente lo tiene repercutido en el precio sin que lo note.

Además, el fabricante que no piense en bajar los consumos en serio en sus motores gasolina, también lo tiene difícil, porque las emisiones de estos motores siempre penalizan mucho la media hacia arriba, mientras que los petroleros o diesel contienen mucho las cifras. Otro motivo más para vender diesel a un cliente que no lo va a amortizar.

Ford Focus Electric

El CO₂ es uno de los gases responsables del cambio climático, pero a menos que se encuentre en concentraciones muy altas en espacios cerrados, no es nocivo para la vida, de hecho, es un gas imprescindible para la misma. Las plantas lo absorben dentro del proceso de la fotosíntesis, es necesario pero dentro de un equilibrio que el hombre ha roto.

Como hemos podido ver, hay dos frentes, el del CO₂ y el de los otros gases. En 2011 ha entrado en vigor Euro 5, muy dura respecto a Euro 4, pero además viene Euro 6 dentro de relativamente poco tiempo. Los centros I+D de muchos fabricantes ahora están echando humo mental para reducir el humo de sus coches.

Por otra parte, las marcas minoritarias, que no llegan a alcanzar un volumen grande (por ejemplo Aston Martin), no tiene que hacer frente a este compromiso o tendrían que dejar de vender coches, y tienen un tratamiento más favorable. De todas formas, casi todos los fabricantes se han apuntado ya a esta lucha, por mucho que le pese a los puristas.

Fuente | Automotive News, JATO Dynamics
En Motorpasión | Minicurso de contaminación atmosférica, Entra en vigor la regulación Euro 5, ¿Las emisiones de CO₂ de los coches están amañadas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos