Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Las emisiones de CO2 de los coches están amañadas?

¿Las emisiones de CO2 de los coches están amañadas?
Guardar
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Instituto Nacional de Consumo va a hacer más de 1.000 inspecciones este año en concesionarios españoles para corroborar si las emisiones de dióxido de carbono de los coches que venden se ajustan con la realidad. Según GANVAM, de todas las 10.485 inspecciones hechas en 2009 (INC y otros) el 97,05% no encontró irregularidades.

Es vox populi que los consumos homologados (y directamente proporcionales, las emisiones también) no son reales y que se hacen en condiciones demasiado favorables. Es más, he oído a la flor y nata del periodismo del motor actual insinuar que se hacen trampas en la homologación mediante tuning.

Por ejemplo, el modelo X da en la ficha técnica 100 CV, pero luego sucede que en el banco de potencia da más caballos (no cavallos, por favor) y resulta que también consume más. Presuntamente, se homologaría el coche con unidades con un ligero capado para que den cifras concretas y previamente estudiadas.

Emisiones CO2

En mi humilde opinión, a falta de cualquier prueba, me parece algo posible, pero no acusaré a nadie. Además, entiendo que en un proceso industrial es imposible sacar productos 100% idénticos y que “el mismo motor” entregue potencias diferentes en distintos ensayos.

Si nos venden un coche de potencia X y luego resulta que tiene X+Y ¿quién no se alegra? Pero, ¿y si es al revés? Si resulta que tiene X-Z nos sentimos estafados. Un jefe de prensa me dijo una vez que se da la cifra de potencia promedio tirando a la baja, así nadie queda decepcionado.

En cuanto a la venta en talleres, el porcentaje de infracciones se disparó al 46,05% el año pasado según GANVAM (la mayoría, irregularidades en condiciones de venta), cambia mucho el panorama respecto a la primera mano.

Emisiones CO2

Por la experiencia que tengo, un coche consume (y emite) en primer lugar en base al conductor que lo lleva. A partir de ahí, discutimos lo que queráis. Hay coches con los que las cifras oficiales son difíciles de conseguir, otros las igualan con la gorra y otros hasta las bajan sin dificultad. Creo que en ese sentido no es bueno generalizar.

Ahora bien, si nos referimos a otro tipo de irregularidades, pues que haya mano dura dura. Si te compras un coche distinto al que te han vendido, eso se llama estafa. Es más, si te dan a probar un coche que no es el que te vas a comprar, también lo es. En todas las cestas puede haber manzanas podridas.

Sirva de ejemplo un chico que se compró un BMW 118d y quedó decepcionado al tener el suyo, ya que seguramente le dieron a probar el 120d. Son 143 CV contra 177 CV. Cualquiera se compraría con los ojos cerrados el 118d si conduce el 120d y no le informan de la diferencia.

Por último, comprobar que las emisiones se ajustan a lo declarado es una forma de luchar contra el fraude. Un coche que tributa con un 4,75% de impuesto de matriculación pero realmente debería estar pagando un 9,75% está dejando de recaudar dinero, y eso en mi pueblo se llama fraude.

Vía | El Mundo Motor
Fuente | Europa Press
En Motorpasión | ¿Es justo vincular el impuesto de circulación al CO2?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos