Compartir
Publicidad

BMW se atrevió con la tracción delantera y es todo un éxito

BMW se atrevió con la tracción delantera y es todo un éxito
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los tiempos cambian y las tradiciones en el mundo del automóvil no están hechas para respetarse. Porsche vende SUV y berlinas diésel, Jaguar tiene tracción integral en sus modelos (hasta piensa en un deportivo diésel) y BMW fabrica coches de tracción delantera. Los puristas pusieron el grito en el cielo y en las marcas no les escucharon. Aún así, BMW rompió con su tradición en 2014 al lanzar al mercado un coche de tracción delantera, el BMW Serie 2 Active Tourer. Y para colmo es un monovolumen. La base técnica es al del MINI Countryman de antigua generación (el nuevo ha sido desvelado recientemente).

¿Por qué esta arquitectura tan poco BMW? Porque a la clientela de un monovolumen le importa más bien poco el placer de conducción: quiere espacio, practicidad, seguridad y eficiencia en los consumos. Y en el caso de la clientela del Serie 2 Active Tourer, que sea de una marca prestigiosa. Además, existen versiones de tracción integral y una variante híbrida. Resultado, el BMW Serie 2 Active Tourer es todo un éxito.

Bmw 225i Active Tourer

Según los datos de JATO Dynamics, el Serie 2 Active Tourer/Grand Tourer es, a pesar de ser el más caro del mercado, el tercer monovolumen más vendido en Europa. De enero a septiembre 2016, BMW ha colocado en Europa 77.644 unidades de su monovolumen. Por delante del BMW nos encontramos con el Volkswagen Touran (88.169 unidades) y el Citroën C4 Picasso/Grand Picasso con 85.390 unidades. Cierran el Top5 los Ford C-Max/Grand C-Max (64.016 unidades) y el Mercedes Clase B (56.325 unidades).

Esta apuesta de BMW por un monovolumen ha dado sus frutos, tanto en unidades vendidas como a nivel financiero. Y es que según la consultora JATO Dynamics, el BMW Serie 2 Active Tourer tiene el precio medio más alto del segmento: 35.688 euros. Sin embargo, ese éxito podría no durar. El segmento de los monovolúmenes habría alcanzado su nivel más alto y empezaría su lento descenso. En septiembre, las ventas del segmento cayeron un 7,1 %. No es un secreto, la clientela se está decantando por los SUV. De hecho, el pasado mes de octubre, en el segmento C se vendieron más SUV que compactos tradicionales.

En Motorpasión | Probamos la gama BMW iPerformance. ¿Se ha juntado lo mejor de dos mundos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio