Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Y ahora qué hacemos con Robert Kubica?

¿Y ahora qué hacemos con Robert Kubica?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que nos soléis leer todos los días recordaréis que hace unos meses, casi al principio del año, escribí un artículo similar con Sébastien Loeb como protagonista. En aquel momento hablaba de la posibilidad de que Citroën finalmente no siguiera con el proyecto del WTCC adelante y que por tanto el alsaciano, nueve veces campeón del Mundo de Rallyes, se quedara directamente en el “paro”. Bendito problema para la marca gala, ya que el francés ha mostrado ser rápido en todo lo que se monta.

Obviamente, Loeb continuará ligado con la marca de los dos chevrones, pero hoy el tema que nos ocupa es Robert Kubica. El polaco, actual líder del campeonato de WRC2 tiene muchas puertas abiertas para el próximo año, pero todavía no se ha pronunciado hacia dónde se encaminará su futuro. Tan sólo sabemos que sigue utilizando el simulador que tiene el equipo Mercedes AMG en su sede de Brackley. Según las declaraciones a Auto Bild, ha estado más de una vez y menos de diez. ¿Pero cuáles son los posibles destinos de Kubica?

La continuidad: el WRC

Robert Kubica

Obviamente, Robert tiene las puertas del Mundial de Rallyes abiertas de par en par. Su buen rendimiento demostrado a partir del primer tercio del campeonato y su gran impacto mediático puede ser lo que el campeonato necesita. Sin ir más lejos, parece que su sola presencia ha permitido al Rally de Polonia volver al calendario del WRC la próxima temporada tras su breve aparición en el mismo en 2009 y la inclusión este año en el del ERC.

Ofertas no le faltan para dar el salto a la categoría absoluta de los rallyes. Citroën ha hablado con él de unas cuantas pruebas sueltas, mientras que Hyundai le habría ofrecido competir con ellos a tiempo completo. Sin embargo, tras la victoria de Alemania, las declaraciones de Kubica parecen haber enfriado la posibilidad de continuar en los rallyes, la disciplina de sus amores.

La alternativa: el WTCC

Robert Kubica

Citroën también le quieren para su nuevo proyecto del Mundial de Turismos. Obviamente la experiencia de Robert en el asfalto es muy valiosa, al igual que su capacidad para desarrollar los coches. Imaginaos un equipo formado por tres perros viejos y talentosos como son Yvan Muller, Sébastien Loeb y Robert Kubica. Citroën todavía debe decidir si habrá o no tercer coche, algo que posiblemente esté supeditado a la entrada de un patrocinador potente.

Sin embargo, esta es la posibilidad de la que menos se ha hablado, tal vez porque el anterior reglamento del WTCC no parecía un buen escalón intermedio antes de su esperado regreso a la Fórmula 1. Ahora, puede que la opinión haya cambiado, pero aun así se ve complicado un supuesto paso a dicha categoría cuando no ha querido involucrarse en ningún momento en los primeros pasos del C-Elysèe.

El paso intermedio: el DTM

Robert Kubica

Fue una de las opciones del año pasado antes de decidirse finalmente por el programa mixto entre WRC y ERC. Mercedes quería tenerle en uno de sus coches del campeonato alemán de turismos, pero el ex-piloto de Lotus decidió rechazar la oferta del equipo de la estrella y encaminarse a los rallyes. En aquel momento se alegó que su codo derecho no le permitía hacer los movimientos necesarios para llevar un coche de este tipo.

Con entrenamiento y tras una temporada en la que se ha mantenido completamente activo puede que este hecho haya cambiado y Mercedes podría aumentar según las últimas informaciones su plantilla actual de seis coches a ocho la próxima temporada. Por lo tanto hueco hay.

El esperado regreso: la Fórmula 1

Robert Kubica

Posiblemente la más descabellada de las cuatro y la única que satisface el sentimiento de lucha del piloto. Volver al Campeonato del Mundo de Fórmula 1 casi tres años después de su grave accidente en el Rally Ronde di Andora sería una nueva hazaña de este superhombre, pero si en el cockpit de un coche del DTM no podía dar rienda suelta a su pilotaje, las estrecheces de un monoplaza del gran circo complican mucho más la tarea.

En cuanto a destinos posibles, estoy seguro de que cualquier equipo de la actual parrilla estaría dispuesto a recibir con los brazos abiertos a Kubica. En este caso, Mercedes AMG, con los que guarda tan buena relación, parece ocupada por Rosberg y Hamilton, mientras que Lotus, su último equipo, todavía tiene que atar muchos flecos de cara a 2014. Aun así, creo que la vuelta a la Fórmula 1 sigue siendo un destino demasiado ambicioso actualmente para Kubica. El tiempo nos sacará de dudas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos