Compartir
Publicidad

Un coche de GP2 de segunda generación, de excursión por la montaña

Un coche de GP2 de segunda generación, de excursión por la montaña
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente, el nombre de David Hauser no suene demasiado. No es un piloto famoso ni una superestrella del mundo de la Fórmula 1. Pero a pesar de todo, este joven pilota un Dallara de la GP2 a toda velocidad, luchando por obtener los mejores resultados. ¿Cómo es posible, entonces? Muy fácil; nadie dijo que fuera en circuitos. David Hauser se dedica a llevar un coche de GP2 de segunda generación de excursión por las montañas de Europa.

Este piloto, nacido en Luxemburgo, posee un Dallara GP2/08, como los que se usaron en la categoría telonera de la Fórmula 1 entre 2008 y 2010 (títulos de Giorgio Pantano, Nico Hulkenberg y Pastor Maldonado). Con varios componentes originales pero un motor de Fórmula 3000, Hauser compite en el Campeonato de Europa FIA de subidas de montaña, en el que terminó en décima posición el año pasado. Actualmente, ocupa la novena posición tras tres pruebas.

Queda claro, por lo tanto, que este GP2 no es el coche idóneo para ganar. No es el más rápido ni el más ágil para las estrechas y ratoneras curvas por las que tienen que competir los participantes de este certamen. Las "barquetas" Osella y otros tipos de coche que pesan menos parecen estar por delante. Hay que tener en cuenta que el GP2 no se diseñó con estas carreras en mente, mientras que en el caso de las Osella FA30, sí que es así, además de ser algo menos seguras para el piloto.

No es la primera vez que se ve un monoplaza de estas características en subidas de montaña. Durante los últimos diez o quince años, no era extraño ver algún Lola de Fórmula 3000 participando en este tipo de pruebas, en las que solían dar espectáculo. Incluso algún monoplaza más pequeño como un Fórmula 3 se había podido ver por montañas de Europa. Pero ver un GP2 es algo novedoso, inesperado, y francamente espectacular. Solo hay que ver los vídeos.

Es espectacular ver como traza las curvas como si de un circuito se tratase, apurando al máximo y buscando el espacio necesario para ir lo más rápido posible. Hauser hace un buen trabajo con el coche, que además, tratándose de un GP2, es complicado de pilotar puesto que siempre fue la intención. El motivo de la cración de la GP2 Series era formar pilotos de Fórmula 1, por lo que el coche exigía dotes de pilotaje, y esto se vuelve más crítico en la montaña.

Cruzadas, apuradas de frenada y momentos en los que el coche llega a los 250km/h. Es otro tipo de talento, distinto al que se necesita para ir rápido en los circuitos. Quizás no sea el coche más adecuado, quizás no sea el mejor piloto de la categoría y es probable que no llegue a ganar el campeonato. Pero no me cabe ninguna duda de que para hacer lo que hace, hay que tenerlos muy bien puestos. Además, le ha permitido a este coche visitar sitios que nunca hubiera imaginado. ¿Qué es lo proximo, un GP2 en el Pikes Peak? Me gustaría verlo.

Vídeos | Youtube (HaryGauser)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos