Compartir
Publicidad

Técnicas de conducción: Mikko Hirvonen nos enseña a utilizar el pie izquierdo para algo más que embragar

Técnicas de conducción: Mikko Hirvonen nos enseña a utilizar el pie izquierdo para algo más que embragar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos acostumbrados a ver las manos de los pilotos demostrando su pericia al volante o subiendo y bajando marchas. En ocasiones hemos visto la cara o el sufrimiento de pilotos como François Delecour o Giles Panizzi, ambos muy expresivos. Sin embargo hace mucho tiempo que no veíamos una cámara onboard mostrándonos el movimiento de los pies accionando los pedales, algo que Canal+ hizo muy popular en la época de sus retransmisiones.

Aprovechando este video onboard de Mikko Hirvonen vamos a retomar una sección de la que hace mucho que no hablamos. Y es que la técnica del “pie izquierdo” es una de las técnicas de conducción más importantes en el mundo de los rallyes, sobre todo en pruebas con superficies deslizantes y para coches de tracción total o delantera.

Como muchas otras técnicas proviene de los países escandinavos y consiste en utilizar el pie izquierdo y el derecho simultáneamente para frenar y acelerar a la vez. Esta acción permite que el tren trasero frene (habitualmente en competición se configura el repartidor de frenada de manera que cargue más sobre las ruedas traseras) y derrape, mientras que las dos ruedas de delante siguen empujando debido a que el acelerador sigue accionado.

El coche sobrevirará siempre que mantengamos un buen equilibrio entre ambos pedales. Si pisamos demasiado fuerte el freno, el coche subvirará y nos iremos de morro irremediablemente, y si nos pasamos con el pie derecho la acción termina con un trompo. También deberemos ser precisos con el volante, ya que de no serlo perderemos la trazada optima.

Obviamente esta ha sido una técnica muy utilizada durante años. Sobre todo con la entrada de la tracción total en los rallyes y de los famosos cambios secuenciales que permiten que no sea necesario embragar para cambiar de marcha. La utilización del pie izquierdo se hizo además muy importante con los antiguos motores turboalimentados (sin los nuevos sistemas electrónicos que evitan el retardo a la entrada del turbo) ya que permitían mantener el motor en “alta” y que por tanto la respuesta del turbo fuese casi inmediata.

En las imágenes podemos ver como en cada curva, Mikko mantiene su botín apretando suavemente el pedal del freno, mientras con el acelerador regula la potencia hasta colocar el Citroën DS3 WRC recto y pisar de nuevo a fondo con su pie derecho. Esta técnica, unida al “escandinavian flick” permitió a Carlos Sainz plantar cara a los Juha Kankkunen y compañía a principios de los noventa.

Más de uno seguro que ya conocéis la técnica. Es más estoy seguro que los aficionados a simuladores o videojuegos como RBR, Live for Speed o Gran Turismo es una acción que realizáis prácticamente sin pensar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos