Compartir
Publicidad
Publicidad

Tanner Foust vuelve a ganar en Finlandia y da la primera a Volkswagen

Tanner Foust vuelve a ganar en Finlandia y da la primera a Volkswagen
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Finalmente, Volkswagen ha necesitado de Tanner Foust, piloto del equipo alemán en Estados Unidos, para sumar su primera victoria en el recién creado Mundial de RallyCross. A pesar de contar con una joven pareja de talento como Anton Marklund y Toomas Heikkinen, ha tenido que ser el copresentador de Top Gear USA el que haya conseguido estrenar el palmarés del equipo alemán después de participar en la ronda finlandesa bajo el formato de Wildcard.

Kouvola, Finlandia, es un trazado clásico y técnico de la categoría en la que el agarre es limitado, con secciones muy estrechas y tortuosas. Ya desde el sábado, Reinis Nitiss y Anton Marklund marcaban las diferencias, sumando ambos 90 puntos al conseguir los mejores tiempos en las dos primeras mangas. Las malas noticias llegaban por parte de Markus Winkelhock, segundo piloto del EKS RX este fin de semana ya que Mattias Ekström tenía carrera del DTM. El ex-piloto de Fórmula 1 no podría competir en la prueba finlandesa debido a que el motor del Audi S1 se rompía y el equipo no tiene todavía un motor de repuesto.

Tampoco Andy Scott saldría a la carrera ya que el Peugeot 208 que destrozó durante los test Jacques Villeneuve no está reparado (el canadiense se quedaría fuera de las semifinales por un inoportuno pinchazo). La lluvia intermitente hizo muy difícil la vida a los participantes, en este caso únicamente 24 tras las grandes inscripciones de Lyden Hill y Hell, saliendo a la superficie el gran pilotaje en condiciones deslizantes de los pilotos escandinavos y del este de Europa.

Kouvola Finlandia

Marklund, Bakkerud y Nitiss se mantenían siempre entre los más rápidos, mientras que Timmy Hansen, que trataba a la desesperada de asegurarse un hueco en las semifinales terminaba volcando su Peugeot 208 tras un choque con Andreas. La investigación sobre el accidente dejó una inaudita decisión de los comisarios, decidiendo que Bakkerud no era culpable y haciendo una nueva carrera en unas condiciones mucho más lentas que en la primera salida, haciendo que se compensaran sus tiempo a “ojo” ante el enfado de pilotos que participaron en otras carreras, como era el caso de Petter Solberg.

En ese momento la lluvia volvía a caer con fuerza, y al igual que en 2013, Tanner Foust comenzaba a sentirse a gusto con una pista que parecía más una pista de patinaje. Tras ganar la cuarta manga por delante de Bakkerud, Foust se plantaba en la semifinal como principal favorito. La primera de ellas estaba marcada por una nueva debacle del equipo Peugeot Hansen, abandonando tanto Timur Timerzyanov como Timmy Hansen tras dos choques. Con tres pilotos fuera a las primeras de cambio, el pase de Nitiss, Bakkerud y Skorupski estaba más que asegurado.

La segunda semifinal fue un caos. Lo que parecía ser una salida limpia terminaba con Liam Doran saliendo largo por la primera curva y provocando una serie de movimientos que terminaría con Toomas Heikkinen empotrando al compañero irlandés del equipo LD Motorsport y saliendo posteriormente hacia el exterior de la curva, acompañado por los Citroën DS3 del propio Doran, Derek Tohill y la llegada a última hora de Petter Solberg, que dañaría el frontal de su coche y trataría de repararlo a base de patadas junto a su equipo al mismo tiempo que los comisarios trataban de retirar el resto de coches.

Tohill

Finalmente el Campeón del Mundo de Rallyes de 2003 conseguiría formar parte de la parrilla de resalida, con Tohill quedándose tirado en su desesperado intento por proseguir la prueba y dejando la segunda manga que daba acceso a la final con tan sólo tres coches. Foust dominó a placer, seguido de Marklund, que tuvo muchos problemas para mantener su Volkswagen Polo mk5 dentro del circuito y de un Petter Solberg que suficiente tuvo con terminar y dirigirse rápidamente a boxes para tratar de reparar el coche antes de la final.

Ya en la carrera por los trofeos, Tanner Foust no dio ninguna opción y tras pasar algún apuro en la difícil primera curva de derechas encaró el descenso mandando con claridad. Por detrás la pimienta la ponían Andreas Bakkerud y Reinis Nitiss, compañeros en Olsbergs MSE, manteniendo una batalla con grandes dosis de contacto, pero sin juego sucio por parte de ninguno de los dos. ‘Baby’ blue conseguía el segundo puesto, mientras que el letón sólo podía ser tercer.

Krzysztof Skorupski conseguía el mejor resultado para el LD Motorsport de lo que llevamos de temporada con la cuarta plaza por delante de Anton Marklund, que a pesar del gran sábado se volvió a desinflar durante el domingo, y de Joni-Pekka Rajala, que accedió a la final gracias a los problemas de Petter Solberg que asistía con incredulidad bajo un paraguas a la salida de una final en la que faltaba él. El piloto local no tendría suerte, abandonando por problemas en su Skoda Fabia a las primeras de cambio.

En categoría S1600, Nikita Miulia ganaba con contundencia, mientras que entre los Touring Cars era Daniel Lundh y su Volvo C30 los que recuperaban el dominio del campeonato y aumentaba aún más su liderato en la general. En cuanto a los RX Lites, Kevin Hansen (hijo de Kenneth y hermano de Timmy) conseguía una impresionante victoria en una carrera en la que había otro gran nombre propio, Niclas Grönholm, hijo del bicampeón del Mundo de Rallyes.

Campeonato del Mundo de Pilotos:

  1. Reinis Nitiss, 96 points
  2. Andreas Bakkerud, 82 points
  3. Petter Solberg, 80 points
  4. Topi Heikkinen, 74 points
  5. Anton Marklund, 61 points

Campeonato del Mundo de Equipos:

  1. Ford Olsbergs MSE, 178
  2. Volkswagen Marklund, 135
  3. Team Peugeot-Hansen, 96 points
  4. PSRX, 92 points
  5. Monster Energy World RX Team, 33 points
  6. Albatec Racing, 14 points

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos