Compartir
Publicidad
Publicidad

Sergio Pérez firma una actuación espectacular en Australia

Sergio Pérez firma una actuación espectacular en Australia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El octavo puesto de Sergio Pérez ayer en Melbourne viene a confirmar la progresión del piloto mexicano en esta su segunda temporada en la Fórmula 1. Sauber ha dado un paso adelante, no tan acusado como Williams porque ya vimos brillos la temporada pasada, pero Sergio ha conseguido firmar una actuación memorable en la primera cita del año al terminar en octava posición (partía decimoséptimo en parrilla, pero último por haber cambiado la caja de cambios), repitiendo su famosa estrategia de una sola parada. El resultado puede engañar pues en la última vuelta, y a raíz del accidente de Pastor Maldonado, Pérez terminó por detrás de Kobayashi y Raikkonen cuando todo indicaba que les iba a ganar la partida.

Confirmación es la palabra para describir el buen hacer del mexicano. Con una conducción fina, ahorrando combustible y neumáticos, Sergio Pérez hacía el primer y único cambio de gomas en la vuelta 24, cuando cambió de medias a blandas, y consiguió llevar su monoplaza hasta la meta sin acusar demasiados problemas, salvo el morro tocado después de golpear levemente el Sauber de su compañero de equipo, y el toque final con Nico Rosberg. El piloto alemán adelantaba a Pérez en la última vuelta forzando un toque que echó por la borda su posición final.

El resultado hay que valorarlo como es: muy sólido y dando cuenta de un Sauber que es muy fuerte y rápido, y que seguramente va a dar más alegrías a los aficionados que en todas las pasadas temporadas juntas. Es un coche capaz de permitir remontadas, un coche que será fuerte en calificación y que, sumando la agresividad de Kobayashi y la efectividad de Pérez bien puede ser visto como puntero dentro del pelotón. Esta temporada la igualdad en la parte central de la parrilla será sin duda de lo que más comentaremos en cada prueba, y ver a Sauber junto a Williams, Force India y Lotus (no necesariamente en este orden) es una gran noticia para todos.

La primera prueba del mundial es más eso, una prueba, que una carrera en sí. Y por parte de Checo Pérez y Sauber podemos decir que “prueba superada”. Queda mucho trabajo y temporada por delante, hay que mejorar en clasificación, pero podemos considerar al mexicano como uno de los pilotos con la nota más alta del fin de semana. Impresionante gestión de variables tan esquivas como la conservación de los neumáticos, inteligencia y templanza, son calificativos que en un piloto que solo tiene una temporada en Fórmula 1 a sus espaldas se transforman en valor positivo. Veremos qué nos depara el futuro, pero estoy seguro de que es una progresión ascendente y constante hacia metas más ambiciosas.

En Motorpasión F1 | Gran Premio de Australia Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos