Compartir
Publicidad
Publicidad

Sebastian Vettel y el compromiso con su carrera

Sebastian Vettel y el compromiso con su carrera
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Esta temporada 2011 se dio una combinación que hace 30 años era muy rara en la Formula 1: que se junten un piloto brillante con un coche imbatible y un equipo de profesionales alrededor que es impecable. Eso es lo que disfrutamos o sufrimos (según se vea) en 2011 con Sebastian Vettel, su monoplaza y todo el equipo Red Bull.

Hay otro factor aparte de la calidad técnica de Sebastian Vettel como piloto de carreras, y es su compromiso más allá del momento en que está subido al monoplaza. Y las imágenes que vimos ayer, cuando después de reventar la rueda trasera derecha de su monoplaza y abandonar la carrera, son las imágenes que me hacen pensar que Vettel tiene una característica diferencial de los grandes campeones del mundo, y es su compromiso las 24 horas del día, los 365 días del año.

No es nada nuevo que Vettel sea buen piloto, lo demostró sobre el Toro Rosso en aquél circuito de Monza anegado por el agua, lo demuestra en cada sesión de clasificación sin dejarse amilanar y consiguiendo pole tras pole con un hambre por ser el mejor que nadie puede ignorar. Es bicampeón del mundo, el más joven, y tiene para rato.

Lo que si es más nuevo es que, habiendo ganado con la autoridad que lo hizo el campeonato 2011, teniendo el récord de poles en un año, siendo positivamente el mejor… tras el abandono ayer se haya puesto a investigar qué pasó. Examinó el coche, habló con sus mecánicos y sus ingenieros, examinó la telemetría y se pasó la carrera en el muro. Aprendiendo. Más.

No es el primer piloto que lo hace, ni será el último. Tampoco lo estamos poniendo en un altar divino. Hubo muchos pilotos muy comprometidos con el aprendizaje, exhaustivos y geniales a la vez, entre ellos algunos campeones del mundo: Jackie Stewart fue uno de ellos, Ayrton Senna fue otro, Michael Schumacher, Fernando Alonso… Hay más campeones, claro, pero la característica que define a estos cuatro es la misma. Y en Vettel veo más intensidad que en los anteriores, quizás porque lo veo a día de hoy, en el presente y no estoy confundido por las nieblas de la memoria, y porque es mucho más joven de lo que eran los otros tres en cualquier momento.

Otros campeones, y otros pilotos (la gran mayoría que yo recuerdo) aparecen al poco tiempo en ropa de paisano, comiendo un polo (la anécdota más rentable de la historia de Motorpasión F1) o simplemente se van a su motorhome. Personalmente creo que ver a Vettel agachado examinando el monoplaza, y en el muro toda la carrera es un indicador que no debemos dejar pasar desapercibido.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos