Compartir
Publicidad
Publicidad

Se cancela la quinta ronda de la Super Fórmula, prevista en el circuito de Inje en Corea del Sur

Se cancela la quinta ronda de la Super Fórmula, prevista en el circuito de Inje en Corea del Sur
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha saltado la sorpresa hoy cuando desde Japón se ha anunciado la cancelación de la quinta ronda de la Super Fórmula, prevista en el circuito de Inje, en Corea del Sur. Después de que la organización del campeonato destinara muchos medios a la promoción de la carrera, que debía disputarse los días 23, 24 y 25 de agosto, la cancelación es un golpe duro no solo para los aficionados surcoreanos, sino para las aspiraciones de este país en la categoría.

Las negociaciones empezaron en 2011 para que Corea del Sur pudiera tener una carrera de la Super Fórmula (entonces aún Fórmula Nippon), y se aprovecharía en circuito de Inje, que se construía con varias categorías (como la Asian Le Mans Series o la Asian Touring Car) en mente. Además, la JRP (Japan Race Promotion) proporcionaría un chasis Swift FN09 con motor Honda para que un piloto local pudiera tomar parte en la carrera y así incentivar la venta de entradas.

Todo parecía muy bien calculado y satisfactorio para todas las partes implicadas. El calendario estaba fijo y el equipo del Inje Autopia probó durante pretemporada varios pilotos surcoreanos, lo que aparentemente sellaba el trato. A fin de cuentas, si el equipo se preparaba para la carrera de casa, no se cancelaría. Eso es lo que cualquiera hubiera pensado, pero en los últimos meses la situación se complicó desde el continente.

Cambios importantes en la organización de todo lo relacionado con el circuito de Inje han estado dificultando el proceso que en situación normal habría terminado con la disputa de la carrera dentro de un mes. Dados estos problemas y después de nuevos cambios la semana pasada, Inje presentó la petición de anular la carrera, y con solo un mes para resolver problemas, desde la JRP se vieron "obligados" a aceptar la petición, ya que simplemente no existía ninguna otra opción.

Las consecuencias que esto puede tener para el campeonato son muy importantes. Ante todo, el campeonato de este año se ve reducido de siete rondas y ocho carreras (recordemos que la última ronda en Suzuka tiene dos carreras) a seis rondas y siete carreras. Esto será particularmente molesto para André Lotterer, quien habría podido tomar parte en la carrera surcoreana, la cual era muy necesaria para que pudiera tener opciones reales de campeonato. Con solo dos carreras antes de llegar a Suzuka, esto se antoja casi imposible ahora.

A pesar de todo, la JRP se reserva el derecho de decidir añadir una carrera que pueda tomar el lugar de la de Corea del Sur, decisión que aún no se ha tomado. La segunda consecuencia, quizás más grave, es que desde la organización del campeonato anuncian, de forma muy japonesa, que "aún quedan por tomar las decisiones concernientes a futuras carreras fuera de Japón", lo que significa básicamente que quizás pasen bastantes años antes de verles salir de casa otra vez.

El principal campeonato de monoplazas de Japón ha sido siempre un campeonato eminentemente nipón, con un solo viaje al extranjero en toda su historia; el de la ronda en Sepang, Malasia, en 2004. Por lo tanto, la carrera de este año en Inje habría sido muy significativa, puesto que habría podido abrir las puertas de la Super Fórmula a otros lugares de Asia. Puertas que, por ahora, se cierran de nuevo tan silenciosamente como empezaron a abrirse.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos