Compartir
Publicidad
Publicidad

Ryan Hunter-Reay suma su segunda victoria consecutiva

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El pasado fin de semana la Indycar llegaba al Iowa Speedway, óvalo corto y con 14 grados de peralte. El comienzo de la prueba se hacia con 45 minutos de retraso sobre la hora esperada, después de que la lluvia cayera durante todo el día sobre el trazado. La primera sorpresa no tardaría en llegar al tener Dario Franchitti que retirarse tras romper el motor de su monoplaza.

Helio Castroneves y Ryan Briscoe tomaban las primeras plazas de la prueba tras la reanudación. Este ultimo veía como un doblado chocaba contra él cuando intentaba recuperar una vuelta perdida habiendo sobrepasado ya el ecuador de la prueba, dejándole finalmente fuera de carrera y sin posibilidad de dar caza al por entonces líder, Scott Dixon.

A falta de poco más de 20 vueltas, Ryan Hunter-Reay tomaría la cabeza de la prueba tras superar a Andretti y Dixon que finalmente completarían el podio de la prueba, un podio completamente dominado por los motores Chevrolet. Por su parte Oriol Servià no tuvo demasiada suerte y tuvo que retirarse antes de llegar a la mitad de carrera por unos problemas producidos en su monoplaza en su primer pit stop.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos