Compartir
Publicidad
Publicidad

Previa del Rally de Catalunya

Previa del Rally de Catalunya
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tan solo quedan dos pruebas para finalizar la temporada y llegamos precisamente a la prueba de casa. El Rally de Catalunya acogerá uno de los últimos envites para conocer quién será el próximo Campeón del Mundo de Rallyes. Como en la edición anterior el recorrido se disputará sobre un formato mixto, con la primera etapa sobre tierra, con pequeñas secciones de asfalto, y las dos siguientes sobre las carreteras catalanas.

El viernes los tramos combinarán la tierra que ya pudimos ver el año pasado con pequeñas secciones de asfalto, las cuales se irán ensuciando con el paso de los coches. Esto hará que los participantes más retrasados puedan sacar algo más de tiempo en las pistas de tierra, pero que se puedan encontrar con las zonas de asfalto más resbaladizas que los primeros en pasar. Durante las segundas pasadas las cosas se igualarán más.

Por su parte los otros dos días sobre asfalto seguirán el planteamiento habitual en el Rally de Catalunya. Obviamente lo más importante para que salgan los tiempos habrá que trazar con tiralíneas y adecuar más la conducción a un circuito que a lo que estamos acostumbrados a ver en los tramos. Aquí el que más derrape más tiempo pierde al final del día.

El tiempo, que posiblemente sea lo que más nos interese a muchos (sobre todo a mi resfriado) va a seguir estando regular. A temperaturas que difícilmente pasarán de la veintena de grados Celsius y un fin de semana en el que posiblemente veamos alguna precipitación esporádica que pueda complicar la vida con la elección de neumáticos. En el tema referente a las ruedas, el cortar las cunetas hará que los pinchazos vuelvan a tener relevancia en el desarrollo de la competición.

En cuanto a los inscritos volvemos a tener a los dos Mini oficiales acompañados de los habituales Ford y Citroën, en total 19 WRC con los privados incluidos. La principal novedad viene en esta ocasión de la mano de Evgeny Novikov que estrenará aquí el Citroën DS3 WRC para volver al Ford Fiesta RS WRC en Gales, que sustituirá a Khalid Al Qassimi en su coche del equipo oficial.

En está ocasión la representación nacional será obviamente más importante que nunca. Dani Sordo será el más importante, mientras que Yerai Lemes participará por primera vez con el Skoda Fabia S2000 del equipo Volkswagen. Albert Llovera ya recuperado también tomará parte junto a su copiloto habitual, Diego Vallejo.

Entre los de la categoría de producción aparecen Carles Llinas y el ya casi nacionalizado Benito Guerra. Xevi Pons saldrá con el Mitsubishi Lancer Evo X (Previsiblemente el de Calm), mientras que Ferran Pujol, José Antonio Lodeiro y nuestro ultimo entrevistado Borja García saldrán con el Ford Fiesta R2.

En cuanto al campeonato más emoción imposible. Todavía llegan tres pilotos con posibilidades, con Sébastien Loeb y Mikko Hirvonen empatados en cabeza. El finlandés ha prometido dar batalla durante el primer día e intentar aguantar el golpe en las dos jornadas de asfalto. Habrá que ver si los Mini Countryman WRC, en concreto el de Dani Sordo, puede plantar batalla a los Citroën y Ford oficiales.

Un nuevo error de Loeb puede complicarle mucho la vida, pero lo cierto es que si tendría que apostar por alguien para la victoria en este rally sería por él. Una victoria normal de 25 puntos con un Hirvonen en la tercera o cuarta posición puede dejar el campeonato visto para sentencia antes de llegar a Gales. El campeonato de marcas está mucho más decidido y los franceses tan solo necesitan 17 puntos para poder certificar su cuarto titulo de constructores consecutivo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos