Compartir
Publicidad

Pedro de la Rosa: Estoy pilotando mejor que nunca

Pedro de la Rosa: Estoy pilotando mejor que nunca
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muy optimista se muestra de cara a las próximas carreras Pedro de la Rosa, que afirma estar pilotando mejor que nunca. Al menos así se siente el catalán, que cree que tres años fuera de las competiciones no le han oxidado el instinto de carrera, aunque reconoce que se siente mejor cada carrera que pasa.

Pedro afirma que los problemas de Sauber ya son historia, la poca fiabilidad de los motores y del monoplaza en general se debía a problemas de juventud del mismo, pero trabajando juntos como equipo han logrado sobreponerse a las adversidades y Pedro consiguó meterse en la Q3 y puntuar en Hungría, donde fue séptimo.

Pero si De la Rosa estaba satisfecho a nivel personal por el resultado de Hungría, ese mismo resultado significa muchas otras cosas para el equipo. El Sauber C29 ha sido un coche que ha ido bien en circuitos con curvas rápidas, pero Hungría es justo lo contrario, como Mónaco. Las mejoras del coche les han permitido mejorar allí donde más lo necesitaban.

Por lo tanto, esas mejoras hacen que Pedro esté especialmente esperanzado. Cree que el Sauber puede ir bien en todo tipo de circuitos, y a partir de ahora su objetivo es seguir sintiéndose mejor, puntuar en todas las carreras posibles, y mostrar que aún tiene "lo que hay que tener" para lograr buenos resultados. También ha remarcado el trabajo de James Key.

Pedro de la Rosa es un piloto que se ha encontrado mil problemas en su carrera. Empezando por la "estafa" de Malik Ado Ibrahim y su marca "T-Minus" en Arrows, siguiendo por perder el volante en 2001 por el dinero de Red Bull que traía Bernoldi, o el ser echado por sorpresa de Jaguar, un coche que prometía mucho y nunca dió demasiado.

La llegada a McLaren tenía que suponer un cambio en la carrera de De la Rosa, que pudo realizar una fantástica carrera en Bahréin 2005 y la segunda mitad de temporada en 2006, con ese recordado podio en Hungría. El año siguiente tenía que ser su año. Con Alonso de compañero, el Banco Santander de patrocinador, y un coche competitivo, todo pintaba bien.

Pero un tal Lewis Hamilton le pasó por delante. De nuevo en 2008 parecía que podía ser el año de De la Rosa. Coche competitivo, y Alonso se iba. ¿Qué mejor para el Santander que poner a otro español? Al final, Kovalainen fue el elegido. Parecía que De la Rosa no saldría de ese bucle, y por sorpresa se encontró con Sauber.

Al principio parecía que lo que tenía que ser un buen coche se había convertido por arte de magia en algo terrible que ni las manos de Pedro o Kamui Kobayashi podían compensar. Ahora ha demostrado que sigue teniendo la garra necesaria. Pero ya sabemos lo que siempre dice Pedro.

Hay pilotos que quieren ser los más jóvenes en ganar el Campeonato del Mundo. ¡Mi objetivo es ser el Campeón del Mundo de Fórmula 1 más viejo!

Vía | Autosport.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos