Oriol Servià y la oportunidad perdida en la Fórmula 1

Oriol Servià y la oportunidad perdida en la Fórmula 1
Sin comentarios

Oriol Servià es a día de hoy un piloto respetado en la IndyCar después de muchos años compitiendo en Estados Unidos habiendo sido campeón de la Indy Lights en 1999, subcampeón de la Champ Car en 2005 y cuarto en la IndyCar en 2011. A eso, hay que añadirle un sexto puesto en las 500 millas de Indianápolis en 2011, saliendo desde la primera fila y la gran remontada hasta el cuarto puesto del año pasado. Pero Oriol Servià pudo haber estado en la Fórmula 1.

Su carrera profesional ha sido exitosa en Estados Unidos y por mucho que no haya conseguido ser campeón hasta ahora y que sus victorias en Estados Unidos se reduzcan a Montreal en 2005, siempre dice que se siente satisfecho del rumbo que su vida en el mundo del motor acabó tomando. La historia de Oriol Servià con la Fórmula 1 fue breve, por lo que es desconocida por muchos. Pero hubo un momento en el que se daba por hecho que el catalán estaría en la máxima categoría del automovilismo deportivo.

Fue en el invierno del año 2000. Tras terminar su primera temporada en la CART norteamericana, donde obtuvo su primer podio en Detroit, a Servià le apareció una oportunidad. Telefónica le había patrocinado en su primera temporada, lo que hacía que sus colores en Estados Unidos fueran los mismos que los de Marc Gené y Gaston Mazzacane, pilotos de Minardi en el año 2000, así como los de Fernando Alonso en la Fórmula 3000, antesala de la Fórmula 1 en ese entonces.

Eran buenos tiempos para los deportistas españoles, pero con el poco éxito de Minardi (lógico, por otra parte) y en la Fórmula 1 y viendo que con Servià no habían ganado carreras en la CART (cabe preguntarse esperaba resultados de primera línea en tan poco tiempo), la marca española parecía decidida a salir del mundo del motor. Pero la opción de apoyar a Oriol Servià en Europa les resultó atractiva, sobre todo porque el equipo interesado era Prost GP y el nombre del francés daba credibilidad.

Oriol Servià Prost GP 2000

El equipo capitaneado por el tetracampeón del mundo había tenido una mala temporada y ni siquiera la presencia de Jean Alesi le había dado un solo punto. Para 2001 perdería el apoyo de Gauloises (tabacalera francesa) y de Peugeot. Pero las pérdidas pueden a veces resultar en otras ganancias, y en 2001 contaría con motores Ferrari. El problema iba a ser, evidentemente, el dinero. Con pocos patrocinadores, el segundo piloto debería ser alguien con apoyo de un patrocinador.

En diciembre del año 2000 en el Circuit de Catalunya, Prost dió la oportunidad de probar el coche de esa temporada a Oriol Servià y a Enrique Bernoldi, quien gracias al apoyo de Red Bull habría estado en Sauber si un tal Kimi Räikkönen no hubiera conseguido la superlicencia. El brasileño contaba con el dinero de Red Bull (que al final llevó a Arrows), mientras que el piloto de Pals contaba con el teórico dinero de Telefónica, aunque estaba claro que no se haría el mismo gasto que en el año 2000.

Las pruebas fueron bien para Servià, quien demostró ser considerablemente más rápido que Bernoldi. Pero Telefónica acabaría echándose atrás, temiendo un nuevo fiasco en 2001, teniendo en cuenta que Prost GP no marcó ni un solo punto en el año 2000. Esto hizo que Servià perdiera cualquier opción. Más tarde llegaría Gaston Mazzacane, quien había tenido el apoyo de Telefónica en Minardi, y con el dinero de PSN, obtuvo el segundo volante de Prost GP.

Pero en el mundo de la Fórmula 1 todo está conectado. Si un ex-piloto Telefónica se quedaba con el volante, uno de los que había intentado entrar en el equipo, Enrique Bernoldi, usaba el dinero de Red Bull para "usurparle" el volante a Pedro de la Rosa en Arrows. Este se quedaba sin volante y decidió recurrir, precisamente, a Prost GP. Recomendado por Joan Villadelprat, entonces director deportivo de Prost GP, De la Rosa firmó como piloto de pruebas del equipo y llegó a probar el AP04 con motor Ferrari.

Pedro de la Rosa Prost GP 2001

Pero en la Fórmula 1, la realidad supera a la ficción. Tras recibir una oferta de Jaguar poco después de firmar con Prost GP, el catalán estimó que ser piloto de pruebas de Jaguar iba a ser una mejor opción y rompió el contrato con los primeros. Resultó ser la opció correcta puesto que además gracias a eso pudo volver a competir, aunque está claro que no salió tan bien como él esperaba. Pero volviendo a Prost GP, esto les dejaba sin piloto de pruebas.

De nuevo con la recomendación de Villadelprat, Alain Prost recurrió a uno de los pilotos a quien ya conocía, Oriol Servià. Llegó a probar con el nuevo coche en el Circuit de Catalunya, aunque tras estimarse que el equipo no necesitaba a ningún piloto de pruebas, todo se quedó en nada y Servià se quedó en Estados Unidos. Una lástima, puesto que tres pilotos acabaron conduciendo el AP04 en carrera además de Jean Alesi y Gaston Mazzacane, lo que significa que habría llegado a debutar en 2001, en cualquier caso.

Como epílogo de una historia en la que Oriol Servià fue el principal perjudicado, Prost GP entró en bancarrota y no participó en la temporada de 2002. Siguiendo con las curiosidades de la Fórmula 1, en la que todo está conectado, el patrocinador principal de Prost GP en 2002, en caso de haber seguido, habría sido Repsol, como se supo pocos meses después después de la retirada del equipo. Daily-F1 publicó una imagen de cómo habría sido el coche, según los bocetos rescatados del equipo.

En caso de haber seguido el equipo, gracias a las conexiones ya existentes, no sería una locura afirmar que Oriol Servià sido uno de los pilotos, mientras que el otro se sabe que habría sido Heinz-Harald Frentzen, quien tenía la intención de quedarse. Con más dinero y un equipo en recuperación, Prost GP habría podido empezar a tener mejores resultados. Pero la pérdida de Gauloises y el dinero que aportaba fue algo que el equipo no pudo superar. Afortunadamente para Oriol Servià, sus mejores años en Estados Unidos aún estaban por llegar.

Repsol Prost Acer
Temas
Comentarios cerrados
Inicio