No nos acostumbremos a esto

No nos acostumbremos a esto
29 comentarios

Tengo que reconocer una cosa que es, para mi, nueva. Desde hace unas carreras, estoy viendo que nuestro tan traido y llevado Lobato, acusado hasta la saciedad de pro-Alonso hasta la médula y parcial total, mejora sensiblemente tras las cámaras de T5. Que no os confundáis, sigue pareciéndome un tanto despistado (las perlas de “el japonés Sakamoto vendrá a Super Aguri”, o “miles de personas se han desplazado hoy a Wimbledon…” me han quedado grabadas bien profundo…), pero por una vez voy a reconocer que es una persona cada vez más centrada en este dificil mundo de la Fórmula 1. No como Serrano, que con su lapidaria frase “Kimi se busca él sólo los problemas” descolocó a Pedro de la Rosa, y desde luego, a mi, en un desplante de lo peor que he oido (hacia Pedro).

Las retransmisiones de T5, técnicamente, son muy buenas. También se preocupan de cosas hasta ahora ignoradas, trabajándose los previos, las pruebas de categorías menores, etc… Algo nunca visto en España hasta ahora. Pero lo mejor, lo que le agradezco públicamente, es que haya dicho lo que todos pensamos de las retransmisiones históricas y del periodismo deportivo español. “No nos acostumbremos a las victorias de Alonso, no las menospreciemos. Esto es F1, es muy dificil ganar tan sólo una carrera. Cuando llegue el momento de que Alonso ya no gane (que llegará), no debemos decir que ya no es tan bueno…”. Lo mejor es que reconoció que muchas veces los periodistas deportivos y parte de los aficionados (realmente, los “aficionados”) son los primeros en enterrar a los grandes deportistas españoles que comienzan a descender de la cima. Y se me ocurren claramente dos: Crivillé y Sainz, dos figuras enormes y pioneras en los campeonatos del mundo de 500cc y de Rallies (pioneras porque fueron los primeros en conseguir una serie de cosas). Y seguro que a vosotros se os ocurren veinte deportistas más. Así que, por una vez (y que sean más), hagamos caso a Lobato y dejémosnos de monerías diciendo que Alonso tiene suerte y que si Kimi no se qué, bla, bla, bla. Los hechos, hechos son. Y punto en boca.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio