Compartir
Publicidad

Michael Schumacher se convertirá este fin de semana en el primer piloto en competir en la Fórmula 1 en una curva con su nombre

Michael Schumacher se convertirá este fin de semana en el primer piloto en competir en la Fórmula 1 en una curva con su nombre
0 Comentarios
Publicidad

Michael Schumacher se convertirá este fin de semana en el primer piloto en competir en la Fórmula 1 en una curva con su nombre. Se trata de la “Michael-Schumacher-S” de Nürburgring, las curvas 8 y 9 del circuito alemán, que fueron rebautizadas en honor al heptacampeón después de su primera retirada. A nadie se le escapa que el piloto de Mercedes es una leyenda viva.

Su retorno a la Fórmula 1, aunque infructuoso hasta ahora, está siendo una opción valiente, y además de los puntos y resultados varios que pueda conseguir, se lleva este fin de semana este curioso “récord”; nunca en la historia un piloto de la Fórmula 1 participó en la categoría máxima en un circuito o curva que llevara su nombre, por lo que esta situación será algo nuevo.

Uno de los casos sería el de Interlagos, en el que tenemos la “S de Ayrton Senna”, justo después de la salida. El mismo circuito es llamado “Jose Carlos Pace” en honor al piloto de la misma nacionalidad que corrió en los años 70. Otro brasileño, Nelson Piquet, vió como su nombre bautizaba el circuito de Jacarepagua, en Rio de Janeiro. Mucha tradición en el país paulista, por lo tanto.

Los casos quizás más cercanos a conseguir competir en un circuito o curva con su nombre son los de Damon Hill y Jacques Villeneuve. Cuando el primero llegó a la Fórmula 1, el circuito de Brands Hatch tenía una curva con el nombre de su padre, Graham, pero la Fórmula 1 había abandonado ese circuito de forma definitiva. En cuanto al caso del canadiense, competir en un circuito con el nombre de su padre seguro que debió ser especial.

La situación de Schumacher es curiosa por un número de razones, y es que en los tres años que estuvo fuera de la competición, le vimos hacer cosas tan “típicas” de ex-piloto como competir en categorías menores de motos, estar entregando alguna copa en el podio de una carrera de Fórmula 1, o que pusieran su nombre a una curva. De ahí que su retorno fuera tan sorprendente.

De momento, Michael Schumacher espera que, además del honor de pasar por una curva que tiene su nombre, eso pueda hacerle también un poco más rápido. Si correr en tu propia curva debe ser especial, que sea en un circuito en tu propio país es aún mejor, y si consigues consumar allí un adelantamiento y tener un buen resultado al final de carrera, debe ser el no va más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio