Compartir
Publicidad

Mi Gran Premio de España 2013: Fernando Alonso reconquista Montmeló

Mi Gran Premio de España 2013: Fernando Alonso reconquista Montmeló
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vivir un Gran Premio en directo siempre es especial, pero cuando tienes la suerte de poder disfrutar de una victoria tan trabajada como la que protagonizó Fernando Alonso el pasado domingo, el sabor de boca con el que uno regresa a casa es doblemente reconfortante.

La verdad es que las estadísticas aseguraban el sábado que el piloto español no podría ganar en el Circuit de Catalunya saliendo desde la quinta posición de la parrilla. Pero las estadísticas están para romperlas, y personalmente, estaba convencido que si Alonso no ganaba el domingo, no iba a ser porque no tuviera ninguna opción.

Desde los entrenamientos libres se puso de manifiesto que la lucha por la victoria de la carrera del Gran Premio de España estaría entre Ferrari, Lotus y Red Bull, y más concretamente entre Alonso, Raikkonen y Vettel. A los Mercedes solo se les esperaba en la fiesta del sábado, pues su velocidad a una vuelta es por todos conocida. Sin embargo, sus tandas largas no fueron en ningún momento intimidadoras.

Extraordinaria victoria de Fernando Alonso

Para tener opción de victoria, la salida se presentaba como un momento esencial de la carrera. Poder quitarse de en medio a Raikkonen, Vettel, o a ambos, podía ser una primera piedra muy sólida sobre la que cimentar la victoria. Pero se apagaron los semáforos rojos, y no hubo opción de adelantar a ningún coche ni en la recta ni en la frenada de la curva 1. Alonso vio rápidamente la situación, y haciendo gala de su maestría a la hora de hacer funcionar la cabeza casi tan bien como las manos cuando pilota un monoplaza, cambió por completo su manera de afrontar la trazada de las dos primeras curvas con un único objetivo: ¡intentar un adelantamiento por el exterior de la curva 3!

Salida del GP España 2013

Tras una preparación reflexionada hasta el último detalle, Alonso tracciona antes que nadie en la salida de la curva 2, y deja atrás a Raikkonen en ese momento. Se pone en paralelo por el exterior de la curva 3 con Lewis Hamilton, y acaba de gastar el poquito de KERS que se había reservado en la recta de meta al ver que no podría adelantar ahí. Resultado: en apenas curva y media, adelanta a dos coches. Magistral. Un adelantamiento técnico perfectamente ejecutado. Y hacer eso en la curva 3, con un Fórmula 1, y en la primera vuelta de una carrera, con más de 100kg de combustible en el tanque, es algo que no se atreve a intentar cualquiera.

A partir de ese momento, el objetivo era desembarazarse también de Vettel y Rosberg. En ese punto, y por si no lo estuvieran ya, los Mercedes están descartados para la victoria, pues demuestran que no tiene ritmo en absoluto para ganar la carrera, haciendo un trenecito tras ellos. Ferrari se adelanta a todos ordenando la primera parada de Alonso, que pese a salir de la misma pegado tras Button, logra con este movimiento estratégico adelantar a Vettel cuando el alemán reacciona una vuelta después. Adelantar a Rosberg era simplemente cuestión de tiempo, y a partir de ahí: ritmo. A Vettel tampoco le tiemblan las manos a la hora de dar cuenta de Rosberg en un lugar poco habitual, aprovechando la extraordinaria tracción que sigue teniendo el Red Bull, pero enseguida queda claro que no va a ser rival para Alonso, pues su ritmo es muy inferior al del asturiano. Y entonces, ¿íbamos a presenciar una victoria sencilla de Alonso?

¡En absoluto! El rival, de momento perdido en posiciones algo más retrasadas, estaba siendo Kimi Raikkonen. Era de esperar que su Lotus le permitiera ahorrarse una parada, y sus tiempos estaban siendo realmente buenos. Era el claro rival por la victoria. Además, su estrategia principal se fundamentaba en el neumático medio, que le proporcionaba un extra de velocidad. La lucha estratégica entre Alonso y Raikkonen fue verdaderamente bonita. Yo disfruto especialmente con este tipo de carreras. Y hay que decirlo: Fernando Alonso se mostró nuevamente magistral en algo que siempre destaca: la consistencia. Fue constante y rápido en su ritmo de carrera, dejando sin opciones a un Raikkonen al que no le fue suficiente pasar una vez menos por boxes para doblegar al piloto español.

Kimi Raikkonen

La verdad es que el Ferrari se está mostrando como un coche realmente completo. Va bien en casi todas las circunstancias, y eso en manos de Alonso puede ser un arma letal de cara al título. Buena prueba de ello fue la sensacional carrera que también se marcó Felipe Massa, saliendo desde la novena posición en parrilla, y escalando hasta un merecidísimo pódium. Tener a un Massa en buena forma puede ser muy importante.

Problemas para Red Bull y Mercedes

Por el contrario, Red Bull sufrió bastante en Montmeló. Las gomas parecen ser su verdadera pesadilla, pero hay que saber apechugar cuando no eres el más listo de la clase y otros han hecho mejor los deberes. Sus presiones a Pirelli están yendo demasiado lejos, y las declaraciones que están saliendo estos últimos días no hacen ningún favor a nadie. Pirelli está haciendo el trabajó que se le encomendó: aportar variedad estratégica y mover las carreras. Yo estoy encantado con las carreras que nos están ofreciendo estos años de Pirelli, y aunque pueda estar en desacuerdo en aspectos puntuales, no creo que sea justo atacar tan indiscriminadamente a los italianos.

Para terminar, comentar que Mercedes tiene un gran problema: no saber cuál es el problema. Su bajón de rendimiento los domingos es desconcertante, y que Nico Rosberg planteara una estrategia a 3 paradas me hace pensar que no es únicamente un tema de degradación de gomas. Tanto director técnico junto, y ¿no van a tener narices de solucionar lo que quiera que pase? Por lo demás, muy buena evolución de Toro Rosso, que dio un salto de calidad notable, desastroso fin de semana de Williams, que se estuvo peleando con Caterham en carrera, buena actuación de Esteban Gutiérrez, que parece que va adaptándose a la Fórmula 1, y buena remontada de Jenson Button para acabar por delante de su compañero Sergio Pérez.

La siguiente ya es uno de los Grandes Premios más emblemáticos del calendario. Nos leemos después del Gran Premio de Mónaco por aquí, o durante la espera en mi twitter (@smarcusf1).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos